A cuidar a la niñez y la juventud…

Largas filas en los centros que se han habilitado para la realización de pruebas Covid-19; plazas comerciales abarrotadas y lugares turísticos llenos, marcan el preámbulo de la tercera ola de contagios de coronavirus en nuestro país, con una variante más contagiosa y que de acuerdo con los indicadores y las opiniones de los especialistas, incidirán entre población joven, por la razón de que es el grupo poblacional que no se ha vacunado.

Hace más de un año cuando empezaron a registrarse casos de contagios en nuestro país se nos informó que la morbilidad asociada, es decir dos o más trastornos o enfermedades que se presentan en una misma persona, incrementa el riesgo de muerte al padecer Covid-19. Es decir una persona con diabetes, obesidad o sobrepeso y que resultan infectadas, desafortunadamente son más propensas a la muerte. 

Por eso llama poderosamente la atención que ahora cuando se habla de una tercera ola de contagios, la población que está siendo más afectada es la juvenil, sin dejar de quitar el foco sobre lo que pueda pasar entre el grupo poblacional infantil.

Y porqué debe ser una alerta. Porque nuestro país desafortunadamente tiene altos índices de población infantil y con obesidad a nivel mundial. Y en el caso de la población juvenil los indicadores no son nada halagüeños. 

De acuerdo con datos de la UNICEF, en México uno de cada 20 menores de cinco años y uno de cada tres entre los seis y 19 años padece sobrepeso y obesidad. Dichos indicadores ubican a nuestro país entre los primeros lugares de obesidad infantil en el mundo, identificando esta problemática en los estados del norte de la república mexicana y en comunidades urbanas.

Cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y del Instituto Nacional de Salud Pública, refieren que de la población de 12 a 19 años, el 38. 5 por ciento, es decir cerca de cuatro de cada diez mexicanos en ese rango de edad, presentan algún grado de sobrepeso u obesidad, mientras que el 75.5 por ciento de 20 años y más se encuentran en esa situación.

Es importante mencionar que el esquema de vacunación que se puso en marcha en nuestro país, mediante el cual se han aplicado más de 60 millones 200 mil dosis, inició con grupos vulnerables, como lo son los adultos mayores y de ahí en forma descendente; apenas en estos días se vacunan a personas entre 30 y 39 años de edad.

Por eso ahora que se habla de la tercera ola de contagios debemos de prestar mucha atención a las medidas preventivas en los grupos poblaciones infantiles y juveniles. Eso ya queda en el ámbito de nuestra responsabilidad.

Recordemos que la primera ola del coronavirus se registró en el primer trimestre del 2020, cuando a pesar de las experiencias que se habían registrado semanas anteriores en países de Europa, aquí nos agarró con los dedos en la puerta. La segunda ola del Covid-19 se presenta a finales de diciembre.

La situación que se registra en estos tiempos obliga a cuestionarnos si valdrá o no la pena un regreso presencial a las aulas el próximo ciclo escolar.

Tenemos que aprender de la experiencia que ha sido dolorosa para miles de familias mexicanas.

@periodistamex

ASME

Deja un comentario