Acúsalo con su mamá Mario

Ana Liza en línea

Justo hoy es el cierre de campañas electorales rumbo a los comicios del próximo domingo 6 de junio y la violencia no cesa.
Puede ser física, en los menos de los casos, mucha política – a sentir de cada quien- y también de género. La verdad es que sí ha habido connatos de bronca y uno que otro golpe, pero los que más duelen son aquellos que les hacen caer en las encuestas.
Sin embargo, también hay quienes se inventan sus propios atentados a fin de convertirse en mártires y ganar un poco más de simpatías.
Como ejemplo está es supuesto atentado en contra del líder nacional de Morena, Mario Delgado, al cual no le veo ninguna lógica, de verdad, por más que veo el video y busco los cuernos de chivo, nomás no los veo.
Lo que es peor, con qué objeto se emparejaron a su camioneta fuertemente armados y no hicieron un solo disparo. ¿Qué hacía ese hombre en la parte trasera de la troca y porqué miraba al horizonte, dando la espalda a Mario Delgado?
La verdad no hay coherencia, pero lo que de plano me tiró de risa, fue el mensaje del expresidente Vicente Fox, quien lo mandó derechito a acusarlos con su mamá.
Y vinieron los cierres de campaña, en donde, como lo dijo un investigador, la forma de hacer proselitismo no ha cambiado en lo más mínimo, pese a la pandemia. Los eventos fueron más que masivos; muchos superaron los cinco mil asistentes. Había niños, adultos y muchos jóvenes.
¿La sana distancia? ¿Qué es eso? No apareció. Qué gel a la entrada de las sedes, habría sido muy costoso, y, bueno, la toma de la temperatura, ¡ni pensarlo!
Lo que sí puedo decir, es que el cubrebocas, fue el invitado de honor, había uno que otro sin él, pero la gran mayoría lo portaba.
Y pues regresando al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, asistió al cierre masivo de su candidata a alcaldesa de Valle de Bravo, Michelle Núñez.
El discurso del señor realmente es un llamado a la agresión; prácticamente dice: “si no ganamos, arrebatamos”. Deja ver que no aceptarán una derrota, o ganan o ganan, porque si pierden hubo fraude.
Y para justificarlo, se la pasa asegurando que el INE es cómplice del fraude; aunque claro, si ganan, será a pesar del INE; el caso es que siguen siendo la víctima en el poder y sin él.
Es muy lamentable este tipo de discursos que sólo generan violencia en un ambiente, de por sí ya violento.
Ojalá los ciudadanos no permitan que se les manipule al grado de llegar a la violencia o hasta a perder la vida. Eso es lo único que tenemos seguro cada ciudadano, porque los “servidores públicos” ven primero por sí mismos que por las masas.
Valoremos nuestra vida y a nuestra familia; salgamos a votar por lo que creemos nosotros y por el mejor candidato a nuestro parecer, pero cuidemos el orden y la paz.
Recuerden, primero nuestro bienestar, ante todo y esperemos que sea una jornada pacífica, copiosa y de absoluto respeto.

NEF

Deja un comentario