Acusan a precandidato de Morena en Oaxaca de crear chat para compartir pornografía de mujeres mixes

La activista Yásnaya Elena Gil difundió en redes sociales que Beto Santos, precandidato a diputado local del distrito 10 Mixe por Morena en el distrito de Choapam, en Oaxaca, es creador de un grupo de WhatsApp llamado “Sierra XXX”, en el que se comparten imágenes pornográficas de mujeres ayuujk (mixes).

“Este señor creó un grupo en WhatsApp llamado “Sierra XXX” para compartir pornografía e imágenes de mujeres mixes sin su consentimiento con una lista de políticos y otros hombres de la región. Ora está a punto de ser el candidato de MORENA a diputado del distrito mixe”.

Te sugerimos: Morena ratifica a Félix Salgado Macedonio como su candidato en Guerrero

En un hilo de Twitter, Yásnaya Elena relató que un funcionario del INPI publicó la foto de una mujer en el chat, ella se enteró e hizo la denuncia y el sujeto fue cesado. 

“Ella presentó una denuncia en la Fiscalía contra el hombre que subió la foto, pero recibimos información de más mujeres cuyas imágenes habían sido tomadas de sus redes para subirlas ahí y platicar de sus cuerpos. Estas otras mujeres fueron amedrentadas y no pusieron denuncias penales”.

“Ahora, el creador de este chat está a punto de ser nombrado candidato a diputado local por el distrito mixe. Cuando se hizo la denuncia ya se imaginan la misoginia exacerbada que tocó.

Te recomendamos: Vicente Fernández es criticado por acosar a joven; lo exhiben en VIDEO manoseando a una fan

El 11 de julio de 2019, en Oaxaca se aprobó la Ley Olimpia para tipificar diversos delitos relacionados con el acoso digital y a lo referido a la difusión de contenido íntimo y sexual.

Estableció sanciones de cuatro a ocho años de prisión y multas de mil a 2 mil veces el valor diario de la Unidad de Medida de Actualización Vigente (UMA) a quien divulgue, comparta, distribuya, publique o solicite imágenes, audios o videos de contenido íntimo, erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.
    

Deja un comentario