Advierten que lo peor de la tercera ola aún está por venir

Prevé especialista que contagios seguirán hasta diciembre; se juntarán con influenza

Esta tercera ola de contagios de Covid-19 no terminará antes de diciembre y será mucho más agresiva que las dos pasadas, pues el número de contagios es mayor y se espera que en septiembre sea el pico más alto.

Luis Duran, médico Covid en el Isssemym, explicó que con la nueva cepa Delta del virus, el comportamiento en el contagio es más fuerte.

Agregó que quienes no están vacunados son los más susceptibles a contraerlo.

Destacó que entre 96 y 98 por ciento de los pacientes que deben ser intubados son personas que no están inmunizadas.

“Hay que ser muy claros en decir que el número de pacientes contagiados con esta nueva cepa es mucho mayor a los registrados durante las dos olas de contagios pasadas, pero existe menos mortalidad porque mucha gente ya está vacunada”.

TE SUGERIMOS: Tercera ola Covid satura hospitales públicos de Nezahualcóyotl

Septiembre, el pico más alto de contagios

Consideró que las condiciones de salud generales podrían complicarse a partir de septiembre, porque además inicia la temporada de influenza.

Por lo que las enfermedades respiratorias podrían incrementarse y los cuadros de enfermedad agravarse, sobre todo para quienes decidan no vacunarse.

“Es importante decir que el reactivo antiviral ayuda mucho, aunque esté en fase experimental, sí, somos ‘conejillos de Indias pero en realidad es que estos biológicos han colaborado por lo menos a reducir las muertes, y aunque aún existen y son lamentables, ya no se tienen las cifras registradas a finales del año pasado y los primeros meses de este”, explicó.

Consideró que esta tercera ola ha sido más catastrófica en cuanto al número de contagios, debido a que desde los niveles centrales de salud no han dado la suficiente información.

“La realidad es que no había un esquema de preparación para todos aquellos que estuvieron encerrados y que tuvieron que salir, pero además que no les tocaba su dosis todavía, por lo que era evidente que la juventud sería la más afectada y ahora los niños también”, señaló.

La población bajó la guardia y ha dejado de cuidarse

Aunado a todo esto, consideró que hay mucha inconsciencia de la gente y no se aíslan, aun sabiendo que están enfermos.

O quienes han tenido contacto con algún contagiado, siguen su vida normal hasta que empiezan los primeros síntomas.

“Cuando sabes que has tenido contacto con alguna persona que dio positivo, debes aislarte y estar en observación de siete a ocho días para ver si se presenta algún síntoma, si es así, hay que acudir a hacerse una prueba y al médico para ser atendidos de inmediato”.

Ante estas condiciones, dijo, no se vislumbra un panorama alentador, pues los hospitales están al borde de la saturación.

Además, los medicamentos van a escasear en algún momento y la gente seguirá contagiándose, hasta que no se haga conciencia de que las medidas de sanidad no deben relajarse por lo menos un año más.

NEF

Deja un comentario