Al 40 por ciento de los mexiquenses no les alcanza el dinero para comer

El ingreso laboral se redujo afectando a las familias de los trabajadores

El ingreso laboral de los habitantes del Estado de México se redujo en el primer trimestre de este 2021, por lo que al 40 por ciento de ellos no les alcanza para comprar su canasta alimentaria.

El Consejo Nacional de Evaluación (Coneval) de la política de desarrollo social dio a conocer un comparativo sobre la evolución de la pobreza laboral.

Reducción de ingreso laboral

Las estimaciones revelaron que a nivel nacional hubo una disminución del 4.8 por ciento sobre el poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita al pasar de mil 919.84 a mil 827.39 pesos, entre el primer trimestre 2020 y el primer trimestre 2021.

El documento señala que esta variación anual del ingreso laboral representa una pérdida de 92.46 pesos respecto al primer trimestre de 2020. Antes del inicio de la pandemia por COVID-19, sumado a que durante el primer trimestre 2021, se observó un aumento del Índice de Precios al Consumidor (INPC).

Aumenta población en condición de pobreza

El Coneval detalla que el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral aumentó a nivel nacional 3.8 puntos porcentuales, lo cual se vio reflejado en un incremento de la pobreza laboral en 26 de las 32 entidades federativas.

En cuanto al Estado de México, la línea de pobreza extrema por ingresos pasó del 33.5 al 40.4 por ciento, es decir un 6.8 por ciento más para este primer trimestre 2021.

Entidades con mayor disminución

Aún así, otras entidades que presentaron las mayores disminuciones en el ingreso fueron: Ciudad de México (20.3%), Quintana Roo (16.2%) y Baja California Sur (15.0%).

Señala que esto puede ser consecuencia de los efectos de la pandemia por COVID-19, puesto que se presentaron brechas de algunos grupos de población por la situación de formalidad
u ocupación.

Con fundamento en la Encuesta Nacional de Ocupación de Empleo (ENOE) realizada por el INEGI, entre el primer trimestre de 2020 y primer trimestre de 2021, se observa una disminución de 2.1 millones en el número total de ocupados en el país.

Esta reducción afectó a las personas ocupadas según su situación de formalidad: informales y formales, pero tuvo mayor incidencia en el sector informal, el cual presentó un descenso de 5.5 ciento, mientras que en el sector formal esta disminución fue 2.6 ciento.

ASME

Deja un comentario