Alistan denuncias por incendio de rollos de cable en Tezoyuca

Un grupo de vecinos de Tezoyuca interpondrá denuncias contra quien resulte responsable por los daños que provocó a sus viviendas la quema de unos 50 rollos de cable de luz almacenados al aire libre en un predio de la colonia Ejidos de Tequisistlán.

Aunque las autoridades aseguran que se desconoce la propiedad del material eléctrico que movilizó a los bomberos de al menos diez municipios de la región nororiente de la entidad, se brinda asesoría legal para evaluar los daños y recurrir a las instancias legales correspondientes.

Benjamín Sánchez López, director de Protección Civil de Tezoyuca, confirmó que el fuego quedó sofocado en su totalidad hasta el amanecer, pero ninguna persona resultó lesionada y las afectaciones estructurales fueron mínimas.

Agregó que, junto con un perito de la dirección de Obras Públicas, se hizo una evaluación y los dictámenes para que las 20 familias desalojadas en la franja aledaña al predio donde se generó el siniestro, regresaran a sus casas con seguridad.

Diana Laura Sánchez, una de las afectadas, explicó que ella y su familia se dedican a elaborar pan, por lo que la tarde-noche del viernes, con la ayuda de sus vecinos se movilizaron para sacar sus muebles, tanques de gas y diversos productos que usa en el oficio.

“Afortunadamente la pared resistió; se dañaron unas láminas y varios muebles, pero la harina y el producto para hacer el pan ya no sirvió y lo tuvimos que tirar”.

En un recorrido por el sitio, los vecinos de la calle Tonatiuh recordaron los minutos de alarma que vivieron durante las horas que duró el incendio, cuyas llamas parecían incontrolables.

“Estuvo muy muy fuerte y las casas resistieron, pero los bomberos, las pipas, todos tuvimos que apoyar porque estaba el riesgo de que el fuego arrasara con todo”.

Roberto Salinas, otro de los lugareños.

Para este sábado, la entrada al predio de 5 mil metros cuadrados, donde se almacenan los enormes carretes de cable para electricidad, presuntamente elaborados por la empresa coreana ILJIN Electric, permaneció resguardada por una unidad de seguridad privada.

Se presume que el predio es rentado y que dicho material sería utilizado en la construcción del aeropuerto de Texcoco, pero serán las investigaciones las que determinen su procedencia o empresa responsable.

ASME

Deja un comentario