Seguridad

Angustia durante brutal asalto: empleados temieron por su vida

La golpiza fue severa, narraron

“Yo alcancé a ver que eran como cinco personas, pero todo fue tan rápido que no nos dieron de pensar, ni de actuar: “voltéate hijo de la chingada, péguense a la pared, al que voltee le metemos un balazo en la cabeza”, así escuché que dijeron y obedecimos porque traían unos rifles grandotes”, narra Juan, empleado de la gasera que fue asaltada de manera brutal en la madrugada del miércoles en Tenango del Valle.

“Enseguida, los desalmados nos fueron esculcando a uno por uno hasta que encontraron las llaves de la caja donde se guarda el dinero de la venta diaria y mientras nos fueron amarrando, no dejaban de golpearnos brutalmente para que no opusiéramos resistencia. A un compañero que volteó un poco lo golpearon sin piedad”, continuó.

“Fueron varios minutos, no sé cuánto duró la experiencia, pero todo ese tiempo me la pasé rezando para que se fueran pronto y para que no nos pasará nada, para que no nos matarán, porque la golpiza estuvo muy dura. Nos pegaban en las costillas, en los brazos, en la cabeza”, sostuvo otro de los sobrevivientes.

La madrugada del miércoles un comando armando entró por la fuerza a las instalaciones de una empresa distribuidora de gas ubicada en la carretera La Marquesa-Tenango, a la altura del poblado de Jajalpa.

Al momento del asalto, en el interior de la empresa se encontraban tres empleados y un chofer de una empresa transportadora del hidrocarburo. Los cuatro fueron golpeados severamente, amenazados, amarrados y arrumbados en un rincón, mientras perpetraban el hurto.

Fueron momentos de angustia los que vivió este pequeño grupo que reflejan lo mismo que han sentido y sufrido miles de mexiquenses víctimas de la delincuencia que tiene secuestrado al Estado de México.

La odisea de esta larga, muy larga noche, quedará para siempre en la mente de los trabajadores que todo el tiempo temieron perder la vida, porque así se los gritaban a cada momento los delincuentes, de acuerdo con sus testimonios.

Hoy, ya todo pasó y el asunto está en manos de las autoridades ministeriales que buscan a los asaltantes en todo el territorio estatal.

El titular de la Fiscalía General de Justicia, Alejandro Gómez Sánchez, se escudó en su próxima comparecencia ante los legisladores para negarse a proporcionar información.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario