Apicultura se ve amenazada por tala clandestina y cambio de uso de suelo

Por el cambio de uso de suelo y el poco interés de las autoridades municipales, se puede acabar con la apicultura en Ecatzingo





Por el cambio de uso de suelo y el poco interés de las autoridades municipales, se puede acabar con la apicultura en Ecatzingo y dejaría de ser la «Capital de la Miel en el Estado de México«.

Así lo informó, Luis Reyes Sánchez, historiador y representante de los Artesanos de Ecatzingo.

En entrevista indicó que las autoridades municipales anteriores dejaron morir la apicultura.

Pues desde entonces no se ha hecho nada por promover esta actividad ni existe una entidad que defienda a los productores de la miel.

«Es triste ver que poco a poco se vayan muriendo las abejas y sus colonias.

Unas por el cambio de uso del suelo, la poca floración y la explotación de los bosques, aunado a eso el nulo interés de las autoridades municipales por apoyar este oficio”, dijo.

TE RECOMENDAMOS: ¡Triste! Las abejas están explotando de calor

Ecatzingo, se ha caracterizado por ser un municipio, que produce al 100 por ciento la miel pura y al natural.

Ya que no lleva ni químicos o conservadores, además, desde China y Europa, cada mes de noviembre, llegan para llevarse la miel a sus países de origen.

«Esperemos que, con la nueva administración pública municipal, se lleve a cabo la Feria de la Miel, y pongan interés en los productores de este dulce, además es medicinal”, señaló el historiador.

Esperamos que ya dejen de dar permisos para el cambio de suelo pues al crear asentamientos humanos desaparecen las áreas naturales, de donde las abejas obtienen el néctar, finalizó.

La apicultura en el Estado de México

Es una actividad fuertemente arraigada y muy ligada al cultivo del maíz.

En épocas anteriores, la mayoría de los apiarios, se instalaban en las besanas de las milpas, porque es ahí donde se localiza la mayor cantidad de flores silvestres,

Las cuales son las preferidas de las abejas para pecorear.

FOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *