Aprueba Legislatura mexiquense Ley “Anti-Chancla”

Esta Ley armoniza la legislación estatal con la federal

El Congreso local avaló la iniciativa de Morena conocida como Ley “Anti-Chancla” con la que queda prohibido el castigo corporal como método de corrección a niñas, niños y adolescentes y en caso de comprobarse por resolución Judicial prevé suspender el régimen de convivencia o el no desempeñar la tutela.

La propuesta de la diputada morenista, Karina Labastida Sotelo, armoniza la legislación estatal con la federal. Y reforma la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de México; de la Ley de Educación del Estado de México y del Código Civil del Estado de México.

Y establece en la Ley de Educación del Estado de México, disposiciones para promover una educación positiva y no violenta para erradicar los castigos corporales y otras formas de castigos crueles o humillantes.

Labastida Sotelo destacó que buscan “la prohibición expresa del castigo corporal y el castigo humillante dentro de las obligaciones de quienes ejerzan la patria potestad, la tutela o la guarda y custodia, así como de las demás personas que por razón de sus funciones o actividades tengan bajo su cuidado niñas, niños o adolescentes”, declaró.

Resaltó que los últimos años se ha incrementado la violencia que sufre el sector infantil, con castigos tanto físicos como psicológicos que marcan la vida de los pequeños.

Qué es maltrato infantil

La Ley “Anti-Chancla” resalta que se considera maltrato infantil el abuso sexual, descuido o negligencia, explotación comercial o sexual, así como cualquier otro tipo que origine un daño real y potencial, a su integridad, ya sea omisión, supresión o transgresión a los derechos de los infantes.

Una vez que se aprobó la iniciativa, el legislador, Gabriel Gutiérrez Cureño respaldó la iniciativa de su bancada para mejorar la condición de la población infantil

Aclaró que sigue pendiente de análisis en comisiones la iniciativa para mejorar las facultades de las procuradurías encargadas de la defensa de los derechos de menores, para garantizar resultados eficaces.

ASME

Deja un comentario