Aprueban diputados Ley para proteger a periodistas y defensores de derechos humanos

Aprobada por unanimidad Ley para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas

Tras más de dos años de trabajo, el Congreso Local avaló Ley para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que considerará a la profesión periodística como de interés público y obligará al estado a destinar recursos para protección de los profesionales en situación de riesgo.

En sesión del pleno, las seis fracciones parlamentarias aprobaron el dictamen por unanimidad de votos. El mismo integró tres propuesta de integrantes de Morena, PAN y PRD.

La diputada morenista, Azucena Cisneros Coss, afirmó que se trata de una Ley amplia, robusta y de largo alcance. Además de un altísimo impacto mediante el cual se construirá un legado, como refugio que blinde la opinión.

Resaltó que el nuevo mecanismo para la protección de periodistas contará con una Junta de Gobierno, un Consejo Consultivo y una Coordinación Ejecutiva, así como tres Unidades Especializadas para garantizar su atención y operación.

Cisneros Coss precisó que también prevé la tipificación de delitos contra la libertad de expresión y sanciones. Para ello, apuntó que se crea la Fiscalía Especializada.

Subrayó que la Ley para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, obliga al estado de dotar de un discurso de reconocimiento social, condenar cualquier acción en contra de los profesionales y adoptar medidas preventivas contra la violencia de género.

En ese orden de ideas, indicó que prevé capacitación a funcionarios proclives a atentar contra el sector.

Finalmente, Azucena Cisneros Coss, citó que el nuevo mecanismo integra conceptos como secreto profesional, la protección de fuentes, cláusula de conciencia, acceso a la información, capacitación, réplica y contrarréplica, así como reparación de daño, entre otros.

La diputada Anaís Burgos, del Comité de Comunicación Social apuntó que la legislación define como derechos de los periodistas, el secreto profesional que preserva la facultad de mantener en secreto la identidad de sus fuentes, que su material de trabajo no será objeto de inspección ni aseguramiento por parte de las autoridades.

Mientras que la cláusula de conciencia garantiza su libertad ideológica y derecho de opinión. Asimismo, las y los periodistas podrán negarse de manera motivada a realizar, elaborar o modificar informaciones contrarias a sus principios ideológicos y que hayan sido alteradas sin su consentimiento.

Ahora debe ser turnada al Ejecutivo estatal para su publicación en la Gaceta de Gobierno y entrada en vigor.

ASME

Deja un comentario