Arte y Cultura

Artesanía de cartonería, orgullo tultepequense

Amauri Sanabria y su familia han llevado la cultura y el folclor mexicano a otro nivel y a otras latitudes

Amauri Sanabria Urbán, originario de Tultepec, es uno de los jóvenes artesanos de cartonería que más ha destacado en los últimos años gracias a las innovaciones y originalidad de sus obras, preservando las tradiciones de su municipio como son los toritos, alebrijes y catrinas. 

Tultepec es un municipio mexiquense mundialmente conocido por su pirotecnia y por sus tradicionales toritos, los cuales permitieron desarrollar las manos de los artesanos en la cartonería y el carrizo, quienes veían un peligro en los fuegos artificiales, como fue el caso de su familia.

De Tultepec para el mundo.

Amauri recuerda que su abuelo, quien llegó a dedicarse a la pirotecnia, ya no quería que sus descendientes los siguieran haciendo. 

“Todo viene desde pequeño, por las fiestas de Tultepec; empieza mi curiosidad por querer hacer un torito más estético y yo creo que desde ahí todo sale. Después empezamos a hacer los Judas, siempre habían sido rústicos, muy artesanales, que también me gusta mucho ese estilo, pero a mi me gustó mas la onda de que se viera más como una escultura”, explicó.

La creatividad es el sello de los artesanos tultepequenses.

Amauri expresó que estas innovaciones se han logrado porque a él y a su familia les gusta aprender mucho y una vez que dominan una técnica buscan aprender una nueva.

“Cuando nos empiezan a pedir trabajos más elaborados obviamente ya no podíamos usar nuestros materiales de siempre, que es el carrizo, el hilo de algodón; ya tenemos que hacer una escultura como tal y de ahí viene otros procesos, podía ser el unicel, espumas de poliuretano hasta fibra de vidrio”, detalló.

Sus obras han sido admiradas en otros países.

El joven de 35 años de edad destacó el apoyo de su hermano, Jesús Servando, con quien ha desarrollado el tema de robotizar sus figuras ya que es Ingeniero en Mecatrónica, así como su hermana, María y su mamá, Concepción, con quienes tiene su taller, Artsumex, donde se han especializado en culturas gigantes para eventos masivos, muchas de ellas con iluminación y movimiento. 

En sus colaboraciones más importantes destaca la de la película Spectre 007, donde realizaron las piezas más grandes y más artesanales, una catrina de 8 metros, dos novios y tres calaveras con penacho, con alturas de hasta 13 metros, todas de carrizo y papel, totalmente artesanales.

También los franceses conoce de la obra mexiquense.

En 2018 sus obras viajaron hasta Francia para participar en el Festival Lille 3000, el cual muestra el arte y cultura mexicana. Participaron con cuatro esculturas, donde colaboraron varios artesanos de la Ciudad de México, como Daniel Soto y Miguel Bolívar; Amauri fue invitado para dar cursos y enseñarle a otra gente cómo se hacen las cosas en México. 

Además, participaron en el documental Pólvora y Gloria, que recién en el 2020 estuvo en los cines del país y en la Cineteca Nacional, el cual muestra cómo las familias tultepequenses “llevan la pólvora en la sangre”, y permite al espectador entender más de su idiosincrasia.

Con la promoción de esta obra Amauri viajó a ciudades de Estados Unidos, donde pudo compartir más de sus tradiciones y su cultura.  

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario