Comunidad LGBTTTIQ+ víctima de delitos, odio y discriminación

La causa principal de esto es su preferencia sexual pese a que ya está sancionado el hecho de mostrar alguna práctica de odio

Sin importar toda la información que se ha dado al respecto, la tecnología y los avances que se han tenido en temas como derechos humanos, continúan las agresiones, el odio y la discriminación en contra de la comunidad LGBTTTIQ+.

Frente a la Cámara de Diputados local y en el marco del Día Internacional contra la homo, lesbo, bi y transfobia, denunciaron que las personas gays, lesbianas, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero, intersexuales, queer o no binarias, siguen siendo víctimas pues en todos los ámbitos existe odio contra ellos que se manifiesta de manera abierta.

Tanto en las instituciones públicas como privadas, sociales, en las familias, las escuelas, el trabajo, la calle, la política, el gobierno y las iglesias, por mencionar algunas, continúa ese rechazo y discriminación.

La causa principal de esto es su preferencia sexual pese a que ya está sancionado el hecho de mostrar alguna práctica de odio o rechazo en contra de personas de este sector.

Recordaron que las iglesias principalmente, someten a las personas con orientación sexualmente diferente a terapias de conversión en donde existen maltratos y violencia psicológica.

Aunado a esto, aseguraron son blanco fácil para la comisión de delitos como violaciones, agresiones físicas y hasta asesinatos solo por tener preferencias sexuales diferentes, cuando son seres humanos que merecen respeto de sus derechos.

Los crímenes de odio permanecen con altos niveles de impunidad sin que haya una verdadera aplicación de la ley para evitar la discriminación y comisión de delitos en su contra.

Aprovechando que existen campañas políticas, llamaron a quienes aspiran a un cargo de elección popular a implementar acciones y políticas públicas que apoyen a estos grupos a quienes no respetan por ser diferentes pero que a fin de cuentas son ciudadanos como cualquier otro.

NEF

Deja un comentario