Astor Piazolla y su tango inmortal

En el programa COMEMtando recordaron al gran músico y compositor argentino, quien revolucionó el género

En una emisión más del programa virtual COMEMtando, el cual se transmite en la plataforma de Cultura Turismo y Deporte en un Click 3.0 donde se habló del músico y compositor argentino Astor Pantaleón Piazolla, quien con sus aportaciones consiguió darle al tango un toque de modernidad rico en instrumentación.

La charla contó con las aportaciones de los maestros Pablo Ahmad, Joaquín Garzón personalidades de la escena musical, compositores, arreglistas, ejecutantes, productores, pero sobre todo amantes del tango, moderados por Luis Manuel García Peña, director del Conservatorio de Música del Estado de México (COMEM).

Los invitados no podían dejar tratar de definir este género intrigante, llamativo, apasionado que motiva e inspira, como lo es el tango.  “Muchos dicen que el tango es un sentimiento que se baila, se canta y se toca, yo creo que es un género musical basado en las fusiones de la música árabe, la música klezmer, de la Habanera cubana, la Zarzuela española y los tambores africanos, cuando llegan a Río de la Plata”, precisó el músico y cantante argentino.

Tras conocer su biografía de Piazolla, los invitados entraron de lleno a contestar la pregunta ¿Qué significa su música para el mundo y para la Argentina? “Para el mundo significa el músico más importante del tango, el representante más fuerte y del tango de culto. Y qué significa para Argentina, es la banda de sonido de Buenos Aires”, expresó Pablo Ahmad.

“Es la imagen ante el mundo de ese tango revolucionario y evolucionado, ese tango que se dimensionó. Es como la huella digital sonora de Buenos Aires, supo imprimir todo el carácter porteño”.

Joaquín Garzón.

De forma muy didáctica con su teclado y bandoneón, Pablo Ahmad fue mostrando y explicando los yeites que aportó a través de su obra y que en la actualidad se siguen empleando.

También recordaron que dichas aportaciones se debieron sí a su talento nato, pero también los estudios académicos sinfónicos que lo llevan a estudiar con los mejores maestros de su época, no sólo de América y Estados Unidos, incluso de Europa.

Ese transitar le dio la confianza para incursionar de lleno con su Octeto Buenos Aires, donde implementa la guitarra eléctrica, donde el objetivo es modernizar el tango como una música contemporánea, fusionando con otros estilos como el jazz, lo que ofrece un tango para escuchar más no para bailar.

ASME

Deja un comentario