Cada hora se reciben 5 llamadas de emergencia por violencia contra la mujer en Edomex

La entidad mexiquense ocupa el segundo lugar a nivel nacional con más llamadas

Por: Alma Ríos

La línea de emergencia 911 recibe cada hora cinco llamadas, en promedio, relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer en el Estado de México.

De acuerdo a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la entidad mexiquense es el segundo lugar a nivel nacional, sólo por debajo de Chihuahua.

Violencia contra la mujer

La violencia contra la mujer se refiere a todo acto violento que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico.

Así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

TE SUGERIMOS: Necesario, trabajo coordinado para prevenir violencia contra la mujer

No se formaliza la denuncia

En esta entidad, los centros de atención reportaron 19 mil 531 llamadas de emergencia, tan solo de enero a mayo de este año, por probables incidentes de este tipo.

En la mayoría de los casos no se formaliza la denuncia ante las autoridades; en este sentido el SESNSP, aclaró que las llamadas al 911 no son denuncias ante una autoridad.

“Se trata únicamente de probables incidentes de emergencia con base en la percepción de la persona que realiza la llamada”.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2019, en el estado de México solo se denuncian el 10.5 por ciento de los delitos.

Además, solo se inicia averiguación previa o carpeta de investigación en el 6.4 por ciento.

MÁS SOBRE EL TEMA: En aumento violencia contra la mujer en Amecameca

Con la pandemia incrementaron las llamadas

Rocío Álvarez Miranda, coordinadora Institucional de Equidad de Género de la UAEMEX, observó que desde que inició la pandemia las llamadas de emergencia incrementaron en general en un 48.5 por ciento.

Entre ellas, dijo, destacan las relacionadas a este tipo de violencias, como consecuencia del confinamiento.

Explicó que esto es muestra de que hay un problema en los hogares que tiene que ver con las relaciones familiares, que no se ha podido prevenir con las acciones gubernamentales.

“Como autoridades, todavía no llegan al espacio de relación familiar, quiere decir que ahí hay muchas conductas delictivas que siguen sin visibilizarse”.

Consideró que entre los factores, por los cuales las víctimas no denuncian, están los tabúes y la violencia moral que implica acusar al agresor, que muchas veces es un familiar o alguna persona cercana; y la dependencia económica.

Señaló que las autoridades han tratado de facilitar la denuncia electrónica, pero no todas las víctimas tienen los recursos tecnológicos a su alcance.

Deja un comentario