Candidatas proponen plan hídrico para revertir el problema del agua en Toluca

La capital mexiquense vive una crisis por falta de inversión y mantenimiento, aseguraron

Las candidatas a diputadas federales de “Va por México”, Melissa Vargas Camacho y Teresa Castell de Oro Palacios, propusieron un plan de cinco acciones para revertir el problema del agua en Toluca, pues, afirmaron, que si hay recurso natural y no se podría depender del Cutzamala.

Ambas abanderadas evaluaron que hoy la capital mexiquense vive una crisis por falta de inversión y mantenimiento a la red, pero por no haber transparencia en el organismo descentralizado.

Vargas Camacho explicó que proponen la creación de una tarifa al derecho humano al recurso hídrico que otorgaría tasa cero a cerca de 55 mil personas en pobreza extrema.

Dichos beneficiarios deberán cumplir, entre otras cosas, carencia de ingresos, alimentaria, de salud, así como seguridad social y patrimonio. Lo anterior bajo lineamientos y reglas de operación claras.

Asimismo, destacó la oportunidad que se tiene para implementar mecanismos para aprovechar el agua de lluvia mediante su captación.

“Hoy tenemos que tomar decisiones urgentes. El tema del agua es algo que no puede esperar en Toluca”.

Melisa Vargas Camacho

Castell de Oro Palacios citó la necesidad de gestionar recursos federales para implementar plantas potabilizadoras y modernizar la red, como programas de reforestación y rescate de lagunas, ríos y arroyos.

Dijo que el problema del agua se debe atender y se está con los tiempos perfectos para ello, pues hay solución y sus propuestas están respaldadas por expertos.

Cuestionó que hoy el municipio le tenga que comprar agua al Cutzamala, pero el 20 por ciento se pierde en fugas, cuando según su estudio se podría ser autosuficiente y vender el recurso, incluso, a la Ciudad de México.

“Agua hay y hay muchísima en Toluca, que tenemos, una mala administración, mala operación, mal mantenimiento, es lo que nos está acarreando, hoy le compramos al Cutzamala, no hay plantas tratadoras, y le compramos una denominal al Cutzamala”.

Teresa Castell

Al respecto, Melissa Vargas Camacho urgió hacer una revisión de las tarifas del agua y los volúmenes que se distribuyen a las comunidades.

En el primer punto cuestionó que las fábricas paguen apenas 30 por ciento y los hogares lo hagan como si fueran zonas residenciales. En el segundo, vio un organismo sin transparencia que no da información sobre las cantidades de agua a distribuir y que se suma a los malos manejos administrativos.

NEF

Deja un comentario