Cilindros de gas “parchados” riesgo latente para familias mexiquenses

Los tanques viejos y con ranuras deben ser destruidos, sin embargo, su venta no está regulada

Instalaciones deterioradas y cilindros “reparados” o sin el adecuado mantenimiento, podrían ser la causa de explosiones en viviendas de diferentes municipios del Valle de México.

La mañana de este martes, una familia padeció por una fuerte explosión en su vivienda ubicada en la colonia Lomas de Coacalco, en el municipio del mismo nombre; no hubo personas heridas pero sí pérdidas materiales que pudieron evitarse.

Otra explosión se registró la noche del 24 de abril en la colonia Jorge Jiménez Cantú, en Tlalnepantla, pero en esa ocasión, además de derrumbarse la casa de dos pisos, también murieron dos personas y tres más resultaron heridas.

A nivel estatal no existen datos sobre este tipo de accidentes, sin embargo, en medios de comunicación se han documentado diversos hechos, como los ya mencionados y otros en Nezahualcóyotl, Ecatepec, Los Reyes La Paz y Texcoco, por ejemplo.

Empresarios del ramo señalaron que las causas estarían relacionadas no sólo con tanques en mal estado, sino también con instalaciones de los usuarios fuera de norma.

Coincidieron en que los tanques viejos y con ranuras deben ser destruidos, pero existen prácticas comunes entre los repartidores que optan por hacerles “reparaciones” y regresarlos a la circulación.

“En las plantas, los empresarios están obligados a hacer una revisión de los tanques para verificar que están en buenas condiciones, antes del llenado; los que presentan problemas se deben apartar para su destrucción, no se pueden reparar porque quedan susceptibles a una falla nuevamente”, señalaron.

Con el boom de estaciones de gas que se ha registrado en el Valle de México, los usuarios también suelen llevar directamente sus tanques a estos centros de carga, por lo que los tanques quedan exentos de la inspección que le darían en una planta distribuidora.

Los expertos recomendaron a los usuarios verificar que sus propias instalaciones estén en buenas condiciones y que al comprar su gas, revisen que los taques recibidos estén en buenas condiciones, sobre todo los fondos que son más susceptibles de deterioro.

NEF

Deja un comentario