Clubes privados en desventaja por la pandemia

¿Porqué puede haber futbol profesional o en ligas llaneras y no activación en canchas?, preguntan

En diferentes sectores sociales el placer de jugar futbol en México es reconocido; existen canchas públicas y privadas para desarrollar las diferentes especialidades de esta disciplina, pero la pandemia por Covid-19 ha obligado a cerrarlas.

Al respecto, empresarios denunciaron que ellos se han visto afectados debido a que las restricciones no son parejas.

“Ha sido muy difícil, y en todos los sectores productivos, pero yo creo que el deportivo es el más golpeado; nosotros hemos cerrados y estamos en cero desde los últimos nueve meses”, aseguró Luis Orduña, quien cuenta con unas canchas en Zinacantepec.

Si bien en su caso no paga renta, recordó que los servicios se deben seguir pagando, incluida la renovación de licencias, donde las autoridades no han dado prorrogas.

Los ciudadanos necesitan sacar su estrés con activación.

“Para los que pagan renta se les ha vuelto imposible y muchos han comenzado a cerrar. Los primeros meses uno aguantó, pero ya ahorita son tiempos críticos”, lamentó.

En canchas de “futbol llanero”, algunas ligas siguen operando de manera clandestina. Y sin olvidar que los partidos de la Liga MX actualmente se encuentra con un gran número de contagios en equipos de primera división, femenil y categorías menores, pese a ello sólo se han postergado encuentros de los equipos afectados.

“Si están prohibidos los eventos deportivos y los entrenamientos, por qué el Nemesio Díez si puede tener futbol y en las instalaciones de Metepec puede hacer entrenamientos y partidos, y en la Ciudad de México todos los equipos están igual; es lo que buscamos, que haya igualdad de circunstancias, por qué unos si y otros no”, comentó.

El gremio restaurantero hace unos días logró apoyo, pero lamentablemente en este sector deportivo no se conocen entre si al no existir asociaciones que los reúnan; de manera aislada e independiente han buscado acercarse a las autoridades, pero sin apoyo alguno.

Muchos espacios deportivos están por quebrar.

“Hemos intentado acercarnos, pero no ha pasado nada. El restaurantero tiene su frustración, pero al menos ellos tenían servicio para llevar, nosotros ni eso”, dijo.

Y aunque buscaron dar clases de manera virtual, diferentes dependencias y figuras públicas las dan gratuitas en redes sociales, por lo que a ellos nos les funcionó.

En sus canchas tenían 40 equipos de categorías mayores, en su academia de futbol infantil, hasta 40 niños; además de un gimnasio funcional con cerca de 80 socios.

En este sentido recordó que se deben considerar que son espacios de activación física y que con su cierre, la gente está generando problemas de estrés y sobrepeso, que desencadenan problemas de salud. Y en el caso de los niños están perdiendo los hábitos de hacer un deporte.

Deja un comentario