Crece la cultura de la denuncia contra el acoso en la UNAM

Antes se recibían 300 denuncias de acoso cada seis años; ahora cada año se reciben 560: Patricia Valladares

Patricia Valladares, coordinadora de Atención al Acoso y a la Violencia de la UNAM, afirmó que los profesores de las diferentes facultades de la Máxima Casa de Estudios, “ya les cayó el veinte, de que la violencia de género es un delito grave y que no se puede seguir teniendo la práctica tradicional, misógina, discriminatoria contra las mujeres, porque está mal vista, penalizada y pueden perder su trabajo”.
Anteriormente, cada seis años se recibían un promedio de 300 denuncias; actualmente, por cada año se reciben 560 denuncias y nos quedamos cortos, “porque cada vez los alumnos han tomado consciencia de que no deben existir esas conductas”.
Muchas conductas de los profesores han sido ventiladas a través de las clases de Zoom que tienen los alumnos de las diferentes carreras, donde los maestros demuestran sus conductas misóginas y despreciativas a las jóvenes, como aquel profesor que señala que “lo primero que ve en las mujeres son sus senos, creyendo que era algo muy gracioso”
Patricia Valladares dijo, “nos llevará tiempo, pero yo creo que la UNAM es así como punta de lanza en tener nuevos modelos de superación y muy rápido la gente irá entendiendo que lo que era una práctica tradicional, misógina, discriminatoria, contra las mujeres no puede seguirse manteniendo, están mal vista y penalizadas.
Mencionó que en los dos últimos años se encarga de la capacitación de las personas que atienden en la UNAM a las chicas.
Con el rector, el doctor Enrique Graue, se hicieron modificaciones estructurales en la UNAM para que sean obligatorios los cursos de apoyo contra el acoso y a la atención a la violencia de género; se está dando una capacitación intensiva a nivel de los directores de las facultades hasta los trabajadores, para repensar todo este asunto de la violencia de género, porque se considera una falta grave para las mujeres.
Hay una página “igualdaddegénero.unam”, ahí están registrados los casos año por año, las facultades y sanciones, destacó.
Finalmente, dijo que en dos años, se ha considerado una falta grave este tipo de acciones; “por eso los profesores lo están pensando ya dos veces que si cometen una falta de violencia de género, inmediatamente, pueden perder el trabajo, e incluso recibir sanciones penales bastante graves”.

Deja un comentario