Crece ruptura en PRD. Denunciarán a dirigencia por tres cambios arbitrarios

Removió a dos secretarios del CDE y al representante ante el IEEM

La ruptura al interior del PRD crece. La presidencia a cargo de Cristian Campuzano Martínez enfrentará quejas al interior del partido y ante instancias jurisdiccionales, al remover a dos titulares de dirección y al representante electoral, quienes acusan ser víctimas de violencia política.

Lo anterior se dio a conocer en conferencia de prensa encabezada por el secretario general del Sol Azteca, Javier Rivera Escalona y dos diputadas electas. El mensaje es que la actitud del aún líder es en represalia por pedir la renovación de la dirigencia y convocar al Consejo General.

Rivera Escalona reclamó que Campuzano Martínez está rompiendo el acuerdo político y violando la normatividad, establecida en la actual presidencia perredista, al hacer cambios sin contar con las dos terceras partes de la Dirección Ejecutiva estatal.

Viernes y sábado hizo los cambios

Señalaron que el viernes y sábado convocó de manera indebida para sustituir a Leticia Bautista Villavicencio de la Unidad de Transparencia; a Norma Lojero Valencia de la Coordinación de Patrimonio y Administración; y a José Antonio Lira Colchado como representante electoral.

“No podemos aceptar que por nuevamente por una decisión autoritaria, discrecional y caprichosa, se estén tomando estas sustituciones, insisto, de manera ilegal”.

El secretario general del PRD anunció que acudirán al Órgano de Justicia Intrapartidaria (OJI), pero también a las instancias jurisdiccionales. Recurrirán a la figura de per saltum para que se resuelvan a favor, pues ya hay antecedentes.

Lamentó que el actual presidente del partido no quiere ir a un Consejo Estatal, además que retomó que Nueva Izquierda, a cargo de la corriente de los Chuchos, quiere el control del partido en la entidad a través de Campuzano Martínez.

Afirmó que están dispuestos al diálogo, pero no aceptarán el autoritarismo, por lo que están a favor del consejo para regularizar la vida interna del partido al nombrar a dos secretarias y revisar el tema de financiamiento, además de llevar a cabo foros regionales.

Sin audiencia

Los tres perredistas, dos mujeres y un hombre, quienes fueron removidos de sus cargos, alegaron que no tuvieron derecho de audiencia.

Leticia Bautista Villavicencio y Norma Lojero Valencia señalaron que fueron víctimas de irregularidades y malos tratos por parte del presidente estatal. La primera lo acusó de misógino y reclamó que tenga doble discurso, la segunda, resaltó, que no la notificó y le fueron violentados sus derechos.

A estas posturas se sumó la hoy diputada local electa Viridiana Fuentes Cruz, quien se quejó que no se le dio voz en la reunión de la Dirección Ejecutiva estatal, y advirtió que sufrió violencia política.

TE SUGERIMOS Urgen líderes del PRD a un cambio inmediato de la dirigencia

José Antonio Lira Colchado que estaba como representante electoral del PRD, coincidió que hubo irregularidades en las sustituciones. A él no se le informó la razón, por lo que pidió que, en este caso, se apegue a la legalidad y no violente las leyes.

Finalmente, el perredista Agustín Uribe Rodríguez, recordó que de los 190 consejeros estatales, 120 aparecieron en un desplegado a favor de cambios en la dirección del partido.

Fue más allá, al pedir la renuncia de los dirigentes nacionales del Sol Azteca que conforman la corriente de Nueva Izquierda.

ASME

Deja un comentario