Criminalizan a mujeres por abortar; casi 700 han sido denunciadas en Edomex

Exparejas y familiares los principales denunciantes de las mujeres

Durante los últimos siete años, se han levantado 699 carpetas de investigación contra mujeres por aborto ante los ministerios públicos del Estado de México.

De las denuncias presentadas, 83 fueron iniciadas durante la primera mitad de este año.

Lo anterior, de acuerdo a las estadísticas que presenta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) del año 2015 al 2021.

TE SUGERIMOS: Mujeres exigen a legisladores despenalizar aborto en Edomex

Trabajadores del sector salud los principales denunciantes

En el 90 por ciento de los casos que ha registrado los denunciantes son trabajadores de la salud, objetores de conciencia.

Así lo indicó Esperanza Arias Velázquez, representante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser) en el Estado de México.

Explicó que presentan las actas dentro del mismo hospital, pero no proceden porque ya no acuden a formalizar la denuncia.

“Criminalizan a las mujeres, ellos alegan que ellas se provocaron el aborto, cuando en la gran mayoría, que me parece son 44 en este año, son por abortos espontáneos. Dentro de las carpetas no hay una investigación del ministerio público para corroborar que si fue un aborto premeditado o que ellas lo hayan provocado”.

Ante ello, solicitó que las estadísticas de aborto que presenta el SESNSP sean desechadas, pues no hay delito que perseguir.

Informó que el 10 por ciento de las personas que presentan una denuncia por aborto, son familiares o personas cercanas a la mujer, principalmente exparejas.

Se han registrado detenciones de mujeres por abortar

Arias Velázquez consideró que al no haber una denuncia forma, hasta el momento no hay ninguna mujer privada de la libertad.

Aunque sí se han registrado detenciones, como el caso de una joven de Zinacantepec que fue acusada por su suegra sin evidencias, pero Ddeser interpuso un amparo que evitó que continuara el proceso

“La suegra fue quien llevó el supuesto producto, que más bien era un trapo con sangre”, recordó.

Esta situación no solo mancha los antecedentes no penales de la persona, sino además afecta en su salud física y emocional.

Derivado de que no es atendida dignamente en los centros de salud, por ello dijo, es importante que se apruebe la Ley de la Interrupción Legal del Embarazo en el estado de México.

Indicó que las mujeres de bajos recursos, indígenas, que no saben leer o escribir o que viven en zonas rurales son las más susceptibles a ser criminalizadas.

Y los objetores de conciencia se encuentran principalmente en los centros de salud ubicados en municipios como Naucalpan, Zinacantepec, Tejupilco, Acambay, San Felipe del Progreso y Santiago Tianguistenco.

NEF

Deja un comentario