Crisis en hospital del IMSS en Toluca

Toda el área de Covid está saturada; el Estado de México registró 114 decesos por día durante una semana

El rostro de la crisis hospitalaria por la pandemia se refleja en el Hospital General Regional 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Toluca. Toda el área de Covid está saturada, han tenido que abrir nuevos espacios, no hay medicamentos y el personal médico está agotado, cansado y desesperado; en la última semana el Estado de México registró un promedio de 62 decesos por día y el fantasma del regreso al semáforo epidemiológico rojo está latente.

Actualmente hay 418 camas para atención por Covid en IMSS Estado de México Poniente.

108 camas son del Hospital General Regional (HGR) 220; 110 del HGR 251; 78 del Hospital General de Zona 58; 94 del HGZ 194 y 28 del HGZ 252. A la fecha, el porcentaje de ocupación en los cinco hospitales es de 95.7 por ciento.

Víctor Manuel Torres Meza, director del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades, destacó que en la última semana del 30 de noviembre al 6 de diciembre) se ha presentado un incremento en hospitalización de ocho por ciento en el uso de camas generales por enfermedad respiratoria aguda grave y del dos por ciento en las de cuidados intensivos graves. “Por cada paciente grave en terapia intensiva, tenemos siete pacientes en camas generales”.

Consideró que una de las razones principales por las que esta ocupación de camas ha incrementado es debido a que la gente, al primer síntoma, acude al médico siendo la falta de oxigenación la primera causa del internamiento.

La desesperación de los médicos queda patente en el mensaje que publicó la doctora Eli Aguilar en su cuenta de Facebook: “se veía venir, hospital HGR 220 al máximo de su capacidad… no cabe ni una persona más… ya no hay tomas de oxígeno. Gente exigiendo atención porque ya los rechazaron en otras unidades…. Ahora suplican que seamos humanos y tengamos piedad, pero siguen sin entender la enfermedad…”

En urgencias hay 28 camillas; la mitad la ocupan para pacientes de Covid y el resto para otro tipo de atención. La mañana de ayer, al terminar su turno una enfermera dejó 38 pacientes de Covid, es decir, el área está rebasada en su capacidad.

La semana pasada, por el aumento de casos se abrieron los pisos cuatro, cinco y seis para atender a pacientes de Covid, pero ya están preparando también el piso tres, porque la demanda ha crecido a niveles que no esperaban.

Ha aumentado también la llamada tasa de reproducción efectiva, que es la capacidad de los pacientes de Covid en transmitir el virus, de ahí la importancia de no bajar la guardia si se requiere salir y estar cerca de más gente, advierte el doctor Torres Meza.

Consideró que este porcentaje de ocupación podría incrementarse debido a varios factores como la llegada del invierno y el aumento de enfermedades respiratorias. Por eso es fundamental continuar con las medidas de sanidad como el uso de cubrebocas, gel antibacterial y guardar la sana distancia, subrayó.

Mencionó que se está a punto de regresar al semáforo epidemiológico rojo, pero es importante continuar los cuidados para evitar que esto suceda pues será en 15 días cuando volverá a hacerse la medición y se tomará una decisión al respecto.

Hasta ayer, según el reporte diario de la Secretaría de Salud mexiquense, han muerto 14 mil 900 mexiquenses y se han sumado 109 mil 781 casos confirmados, con 25 mil 900 sospechosos en espera del resultado de la prueba que les ha sido tomada y 142 mil 715 han dado negativo al contagio del virus SARS-Cov-2.

El gobernador Alfredo Del Mazo Maza hizo un llamado a cuidar todos de todos y exhorta a la población a reforzar las medidas preventivas para prevenir el contagio, pues la entidad permanece en naranja en el semáforo epidemiológico, por lo que aún es elevado el riesgo de propagación del nuevo coronavirus.

De igual manera, las autoridades de salud hacen un llamado a la población a que, ante este panorama, las celebraciones de fin de año como posadas, conmemoración del 12 de diciembre o reuniones familiares se pospongan y que las de Navidad y Año Nuevo no congreguen a más de ocho personas.

Lo fundamental, señala la dependencia, es la participación responsable de la sociedad al utilizar cubrebocas de manera correcta si acude a sitios públicos, guardar sana distancia, lavar constantemente las manos o utilizar gel antibacterial y evitar las aglomeraciones, por lo que se sugiere que al realizar compras sólo acuda un miembro de la familia.

ASME

Deja un comentario