Danza, música y artesanías en el CCMB de Texcoco

Ofrenda dedicada a Laura Méndez de Cuenca y Miguel León Portilla

Intensa actividad el pasado fin de semana en el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario (CCMB) de Texcoco con magníficos conciertos, presentación de danza y diversos talleres.

Los eventos se iniciaron con la obra musical “Drulio hace nuevos amigos”, de la compañía teatral Arte para Chamacos y Más, en la que los pequeños de la casa conocieron a los animales que están en peligro de extinción.

Recordaron a los activistas que a lo largo de su vida han luchado por conservar la naturaleza en México.

Alumnos de los talleres del CCMB presentaron el espectáculo “Flor de Cempaxúchitl”, con danza contemporánea, bailes típicos y música en vivo, una presentación llena de color y tradición.

El Ballet Folclórico del Estado de México ofreció el espectáculo “Alma Mexiquense”, que constó de números del Estado de México y otras regiones, como “Huapango”, de José Pablo Moncayo, “Las abajeñas”, “La leyenda de los volcanes” y “La Iguana”.

El grupo “Dissonancia” (DSSC) interpretó temas típicos de estas festividades como La Llorona, pero con un toque de rock; se presentaron perfectamente maquillados para la ocasión.

Previamente, la Orquesta Filarmónica Mexiquense (OFM) ofreció el cuarto concierto de su sexta temporada con temas escogidos por la directora Gabriela Alatriste para la ocasión, los cuales tuvieron un aire melancólico en honor a las festividades de Día de Muertos.

La presentación se inició con “De Peer Gynt, Muerte de Aase”, de Edvard Grieg, en la que se retrata la muerte de Aase, madre del protagonista, por lo que el tono de tristeza y desolación ante la pérdida de un ser querido predominan en la melodía.

También se interpretó “Lírica para cuerdas”, de George Walker, una de sus obras más transcendentales, así como el tema “Claro de Luna”, de la compositora y directora mexicana Gina Enríquez.

Para finalizar, interpretaron de Pyotr Ilyich Tchaikovsky, “Serenata para cuerdas Op. 48 en Do mayor”, una de sus más famosas pero también más complejas.

Artesanos de la entidad tuvieron un espacio para ofrecer sus piezas y el público pudo observar la ofrenda del CCMB, dedicada este año a la escritora mexiquense Laura Méndez de Cuenca y al historiador e investigador de la lengua náhuatl, Miguel León Portilla.

Deja un comentario