Ana Liza en líneaOpinión

De elecciones y cosas peores

Ana Liza en línea

Elecciones es sinónimo de problemas. Hoy en día nadie hace política limpia, el hecho es pelear por el poder sin importar color, ideología o ver si pueden o si saben, aquí va el más simpático, el más agradable, el que sume más votos, el que tenga más dinero o mejores padrinos sin importar el partido que lo representa y vean si no.

Qué puede saber Bibi Gaytán, -la extimbiriche- de política. Y no digo que no pueda ser capaz o más eficiente que la actual -para lo que no se necesita mucho- pero su flamante esposo, Eduardo Capetillo, participó y perdió la misma candidatura –alcaldía de Ocoyoacac- en el trienio pasado y lo hizo por el PRI.

El extimbiriche, cantante, torero y dueño del rancho más grande de la región, perdió ante la morenista, Anallely Olivares Reyes –quien por cierto, ha hecho pagar duro a los ocoyoaquenses- y fue por el Revolucionario Institucional, lo cual indica que los votantes no se fueron por lo bonito ni por lo famoso, pues la foto de Andrés Manuel López Obrador en la papeleta pudo más que las canciones y telenovelas del menor de los hermanos Capetillo.

Pues ahora no viene la foto del mandatario nacional –aunque AMLO luchó porque así fuera- y ahora los candidatos de Morena o de la coalición Juntos Haremos Historia, van solos, por sus propios méritos y bueno, alguna que otra ayuda del gobierno federal con los programas sociales, así que a lo mejor hay más variedad de la que hubo hace tres años.

Volviendo al tema de Ocoyoacac, ahora le toca a la imagen sexy del entonces afamado grupo musical Timbiriche, Silvia Gaytán Barragán, mejor conocida como Bibi Gaytán. Pero no va por el PRI como su marido, ella va ahora por el PAN, que, apuesta, en este municipio a la ¿fama? De los 80´s. ¿Funcionará?

Pues esto es sólo un botón de muestra, pero, el colmo; los partidos políticos han lanzado convocatorias públicas abiertas a los militantes de otros institutos contrincantes que tengan trabajo y traigan consigo “muchos votos” y que no hayan sido reconocidos y considerados por sus simpatizantes para integrarse a otros, algunos de ellos son el PVEM, MC, Morena, etc. Otros no lo han dicho, pero lo han hecho.

Unos vienen, otros van, los verdes se pintan de amarillo, los rojos de verde, los amarillos de naranja y los azules de guinda, y así sucesivamente. Ayer los vimos con chalecos de un color y hoy traen de otro, sin importar lo que hay dentro de sus cabezas, lo único que importa es ganar una posición política como persona y a los partidos tampoco les interesa conservar y perpetuar sus ideas, sino ganar votos para su partido, para no perder el registro en el peor de los casos y a tener presencia al exterior, no importa cómo, el objetivo es ¡ganar, ganar, ganar!

Dicen que el inteligente aprende de sus errores, pero el sabio aprende de los errores de lo demás, aquí no aplica ninguna. Vamos a ver cómo les va a los Capetillo en el segundo intento, los escenarios son muy diferentes.

Además, no hay nada escrito, en los partidos políticos y en época de elecciones, no hay palabra de caballero, hoy está y mañana no. Aplica la subasta al por mayor y en todos los partidos es igual.

Y como ejemplo dos botones; Jorge Ramos Campirán, priista de abolengo, apenas fue el aspirante del PVEM a la alcaldía de Metepec por algunas horas solamente; o en Villa del Carbón, donde se dijo que todo el apoyo iba para el candidato de Unidad –que era el líder del PRI municipal- Roberto Barrios por el PRI y a última hora salió otro exlíder tricolor, Andrés Correa, que además dicen que es “el bueno”.

ASME

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario