De moda, el robo de combustible en gasolineras en el Valle de Toluca

Los asaltantes llegan, cargan y se van sin pagar

Después de tres años, el sector gasolinero no ha podido recuperar sus ventas a consecuencia de la liberación del precio de los combustibles, seguido del desabasto y ahora la pandemia, por lo que la disminución que registran hoy en día es de entre 30 y 40 por ciento, además de que se ha presentado una nueva modalidad de robo.

Así lo informó Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal) en el valle de Toluca, quien explicó que la cancelación de las clases escolares presenciales, aunado a la disminución del empleo en los centros de trabajo, ha hecho que se reduzca el consumo 

Lo perdido ya no se va a recuperar, dijo, pero esperan poder incrementar sus ventas durante este último trimestre del año al menos en 10 por ciento, aunque las pérdidas han sido millonarias y de por lo menos 4 mil 500 millones de pesos, sólo durante la pandemia.

Pese a eso, aseguró que no se han registrado despidos, ni estaciones de servicio cerradas aunque las inversiones y la apertura de nuevas estaciones se ha detenido.

Otro aspecto que ha golpeado al sector durante la pandemia ha sido el robo de combustible, pues ahora la modalidad que se ha implementado es que algunos automovilistas llegan a cargar gasolina y antes de que terminen de despacharles se “dan a la fuga”, lo que es muy peligroso debido a que en ocasiones la manguera queda colgando, el auto chorreando combustible y con una chispa podría generarse una tragedia.

Pedraza Navarrete informó que semanalmente se registran de dos a tres robos de este tipo, principalmente en Toluca y Metepec; aunque los montos no son significativos les preocupa que esto se replica con más frecuencia, generando un riesgo importante.

Ante esto, dio a conocer que preparan una propuesta para la Legislatura local a fin de que sea modificado el marco normativo y los castigos para quienes cometan este tipo de robos tengan castigos más severos ya que actualmente son “laxos”, y eso hace que sin mayor problema se sigan cometiendo estos delitos.

Deja un comentario