Video: Declaran como zona de emergencia la Presa Madín

Es la segunda ocasión que se hace una declaratoria de emergencia

Habitantes, expertos ambientalistas y vecinos hacen una declaratoria de emergencia de la Presa Madín, luego de más de una tonelada y media de peces y patos muertos.

En conferencia de prensa, Enrique Espinosa, miembro de la Mesa Directiva del Club de Golf Bellavista, presentó la preocupación de la Alianza de más de 24 organizaciones vecinales expertos de la Cuenca y ambientalistas.

A través de está organización se han recopilado firmas para pedir ayuda al gobierno federal, estatal y municipales, para que juntos rescaten el embalse.

Enrique Espinosa comentó que el Instituto Politécnico Nacional realiza estudios de laboratorio a personas que habitan cerca de la Presa Madin, para detectar que tanto daño han causado los olores pestilentes que se emiten en la zona.

Está en riesgo la salud de los habitantes

Las diferentes organizaciones vecinales encabezadas por Enrique Espinosa, Arturo Carranza, Lourdes Vargas, la científica e investigadora del IPN, Marcela Galar, entre muchos otros hacen un llamado a la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para que pongan todo lo que este de su parte para resolver el problema.

Esta es la segunda ocasión que se hace una declaratoria de emergencia, la primera fue en 2019 con la invasión del lirio acuático.

Enrique Espinosa dijo “está en riesgo la salud de los habitantes, porque después de la muerte de toleda y media de peces, los siguientes somos nosotros”.

Se realizan estudios de laboratorio para revisar como reacciona el organismo humano de los que habitan alrededor de la presa.

El especialista comentó también que les preocupa el proyecto que se tiene de llevarse las aguas de la Presa a la Ciudad de México.

Pues eso representará que los contaminantes estarán más concentrados porque quedará casi seco el embalse, por tanta extracción del líquido y eso será más grave.

Marcela Galar, científica e investigadora de IPN, dijo que lleva 26 años trabajando en la Presa Madin, desde entonces la Comisión de Cuenca y la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, han denunciado la grave contaminación que genera por la caída de más de 17 desagűes en la zona.

Dijo que es necesario actuar ya porque están llegando nuevas descargas y eso es peligroso, “ya han muerto aves y peces, no esperemos que los próximos sean los seres humanos”.

NEF

Un comentario

  1. Quien vendió y dió los permisos de construcción en toda esa zona? Responsables el gobierno y las constructoras. Se llenan los bolsillos sin importarles las consecuencias. Que se hagan responsables. Y la gente q compra esos inmuebles también es responsable.

Deja un comentario