Destrucción y saqueo en Teotihuacán

Monumentos arqueológicos han sido derruidos para construir un complejo turístico

La construcción de un complejo turístico, dentro del polígono de protección a la Zona Arqueológica de Teotihuacán, podría haber destruido una veintena de montículos y estructuras arqueológicas en una superficie de siete hectáreas.

Vecinos y diversos colectivos han alzado la voz para frenar una obra en el área denominada Oztoyahualco, que en la antigua Ciudad de los Dioses correspondía a un conjunto residencial, y se ubica a poco más de un kilómetro de las pirámides del Sol y de la Luna, en el poblado del Barrio de Purificación, de Teotihuacán.

Con el título: “Detener la destrucción de la Zona Arqueológica de Teotihuacán”, en Charge.org se están recolectando firmas para frenar la edificación, que carece de la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y que, a pesar de contar con sellos de suspensión, hasta este jueves había trabajadores laborando en el sitio.

Estas obras continúan, pese a que existen sellos de prohibición, colocados por el INAH

Los lugareños lamentan el daño irreparable al patrimonio cultural de la humanidad que se estaría generando con esta construcción, que ya cuenta con barda perimetral y en la que ha habido trabajo de maquinaria pesada para aplanar diversos montículos, pero sin llevar a cabo ningún tipo de salvamento.

“Tenemos el honor de contar con una de las más grandes culturas de nuestro continente y la información que tenemos sobre Teotihuacán es muy amplia, pero aún hay mucho que aprender de ella. Si se destruye, ya no sabremos nunca más sobre ella.

“…Si este sitio se destruye, entonces estamos acabando con nuestra cultura, nuestra identidad, y le estamos quitando a las futuras generaciones la oportunidad de descubrir nuevos hallazgos, como actualmente está ocurriendo en Egipto, donde han encontrado una infinidad de nuevas evidencias sobre su civilización”, apuntaron en la carta digital, en la que solicitan la intervención de las autoridades.

Según los denunciantes, la gente que está realizando la construcción ilegal ha encontrado restos óseos y figurillas y, en vez de dar aviso, los han escondido o destruido.

Al respecto, el INAH dio a conocer en un comunicado que dichos trabajos se ubican en el Área B de la poligonal de protección de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Teotihuacán, donde no están permitidas las construcciones porque los estudios especializados señalan que es un espacio de alto potencial arqueológico.

Agregó que, desde que se tuvo conocimiento de las obras, el INAH ha llevado dos inspecciones al sitio; tras corroborar que carecen de permisos para la construcción, en ambos casos colocaron sellos de suspensión, que han sido violados.

Informó que el 20 de abril ya levantó la denuncia correspondiente contra quien resulte responsable ante el Ministerio Público Federal con sede en Texcoco.

Deja un comentario