Detectan más de 250 presas privadas en la cuenca de Valle de Bravo-Amanalco

No descartan que éste sea uno de los factores causantes de los bajos niveles de la presa, abastecedora del Sistema Cutzamala

A través de imágenes satelitales, organizaciones no gubernamentales lograron identificar por lo menos 275 presas privadas en la cuenca Valle de Bravo-Amanalco, que en su mayoría, presumen, no cuentan con los permisos que marca la Ley.

Al informar lo anterior, el regidor electo de Valle de Bravo, Noe Rebollar Rocha, detalló que de estas construcciones, entre 212 y 220 se localizan en Valle de Bravo y el resto en los municipios de Amanalco y Donato Guerra, lo que ha generado daños ambientales que afectan a la población.

“Se encuentran en propiedades privadas, los particulares han hecho uso de ellas para disfrutar del espejo de agua, algunos incluso para actividades acuáticas, lo que habla de una magnitud importante de acumulación en un cuerpo de agua. En general adolecen de permisos”, dijo.

El también activista ambiental consideró que al desviar el agua de los arroyos, la operación de estas represas ocasiona que un gran porcentaje del líquido se acumule en las partes altas y por lo tanto, los ríos bajen con menor caudal a la presa Miguel Alemán.

TE SUGERIMOS: Urgen parar construcciones de presas privadas en Valle de Bravo

Presas relacionadas con bajos niveles del Cutzamala

Ambientalistas no descartan que éste sea uno de los factores causantes de los bajos niveles que ha sufrido la presa, que es una de las principales abastecedoras del Sistema Cutzamala, y que a su vez, provee de agua a 12 alcaldías de la Ciudad de México y 13 municipios del Estado de México.

“En esencia es especulativo, pero sí hay de cierto que el agua que se está acumulando en la parte alta, provoca que los ríos lleguen con menos caudal a la presa, por un lado porque se acumula, pero por otro lado porque en esas represas, en algunos casos, no hay retorno y el desvío del arroyo provoca la disminución de los caudales”, explicó.

Aunque, dijo, hay otros problemas en la cuenca Valle de Bravo-Amanalco, que han ocasionado los bajos niveles de la presa Miguel Alemán, entre ellos la deforestación y cambios en el clima.

Recordó que hace unas semanas la ruptura de la construcción de un lago artificial ubicado en un predio particular en la comunidad de los Álamos, Acatitlán en Valle de Bravo, generó inundaciones, lo que “puso en evidencia el cúmulo de omisiones a la Ley y de omisiones de las autoridades involucradas al no haber detenido de manera oportuna la construcción de esa presa”.

Investigarán cada represa privada

Rebollar Rocha adelantó que si bien es un tema de competencia federal, una vez que entre en funciones, la nueva administración que encabeza la alcaldesa Michelle Núñez Ponce, se pedirá a Conagua que investigue cada una de las represas privadas para saber si su funcionamiento impacta al sistema hidrológico del municipio, porque de ser así afectaría el suministro de agua a la población.

Con ello, también se busca tener un diagnóstico que permita conocer la cantidad de agua que se acumula y deja de llegar a la presa Miguel Alemán, el nombre de los propietarios, y si cuentan con las autorizaciones correspondientes.

“Es evidente que no se cumplen a cabalidad con los permisos, no hay evidencias. Además de que los dueños no permiten entrar a sus propiedades, hay acumulamiento de omisiones tanto de un particular como de la autoridad al no supervisar”, señaló.

TAR

Deja un comentario