Día Internacional de la Mujer. Nada que celebrar

Ana Liza en línea

Qué puede celebrar el Estado de México hoy, en el Día Internacional de la Mujer, si ocupa los primeros lugares a nivel nacional, de violencia contra las mujeres. De enero al 17 de noviembre de este año se iniciaron 118 carpetas de investigación por feminicidios, de los cuales 77 están en trámite, 40 judicializadas y solo hay cuatro sentencias condenatorias. Esto se traduce en tolerancia a la violencia, falta de atención, injusticia e impunidad.

Aunque las demás están en trámite, la verdad es que esta situación se traduce en impunidad, disfrazada de ineficiencia de los encargados de procurar y administrar seguridad a las mujeres en el Estado de México, aseguró la diputada morenista, Mónica Álvarez Némer.

Para empezar, no todos los homicidios contra las mujeres son feminicidios. Estos son considerados la muerte de extrema violencia de las mujeres por razones de género. Para poder considerar un homicidio como feminicidio, debe demostrarse que el ilícito se realizó sólo por el hecho de ser mujer, por lo cual son muy pocos los que entran en esta categoría.

Aun así, de los 118 cometidos en lo que va del año, sólo 3.3 por ciento cuenta con un culpable, el resto, 96.7 por ciento representan a familias tan víctimas como la propia asesinada, que saben que el delito permanece en la impunidad, ya sea porque no encuentran al culpable o porque ni siquiera se sabe quién es, que es la mayoría de los casos.

Del total de feminicidios registrados en Edomex, sólo 33 por ciento cuentan con una carpeta en el Poder Judicial, lo que quiere decir que la investigación en la Fiscalía General de Justicia concluyó con uno o varios presuntos culpables, pero de esas, sólo hay cuatro sentencias; las demás siguen su curso y pasan los días y los meses y aún no hay un solo detenido. Eso es impunidad.

Es indignante que, del diagnóstico realizado a 18 leyes estatales elaborado por la Comisión Especial de la Legislatura Local, se encontró que en algunas de éstas, no se contempla siquiera la muerte como parte de la violencia de género, y no se incluye la violencia en las tecnologías de la información y comunicación, entre otras.

Lo anterior fue expuesto durante la reunión de las comisiones Especial para las Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Feminicidio y Desaparición, Para la Igualdad de Género, y de Procuración y Administración de Justicia.

Sin embargo, si bien es necesario fortalecer y ampliar las leyes sobre estos casos, el problema de raíz sigue siendo la impunidad, pues el número de casos juzgados es ridículo ante la magnitud del problema.

En México, 10 mujeres son asesinadas cada 24 horas, por lo cual se creó la Iniciativa Spotlight que concentra sus esfuerzos en la prevención y eliminación del feminicidio en cinco municipios de tres estados del país: Chihuahua y Cd. Juárez, en Chihuahua; Ecatepec y Naucalpan, en el Estado de México, y Chilpancingo, Guerrero.

En la implementación de esta iniciativa colaboran el gobierno federal, gobiernos locales y sociedad civil. Trabajan seis agencias de la ONU: ONU Mujeres, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNOD), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Esto muestra que el problema es reconocido y pretende ser atendido por organismos y autoridades, desde la sociedad hasta el ámbito internacional; pero los resultados siguen siendo ineficientes e insuficientes, las niñas siguen siendo raptadas, violadas, torturadas y asesinadas; al igual que las mujeres, principalmente jóvenes. Y sí, creo que lo hacen sólo por el hecho de ser mujeres.

Ayer circuló un documento de Charge.org sobre el Observatorio Ciudadano, donde señala que 2015 a 2019 han sido asesinadas 15 mil 819 mujeres en México y sólo 3 mil 751 -23.7 por ciento- han sido investigados como feminicidio.

A pesar de que las mujeres, niñas y adolescentes son asesinadas de las maneras más crueles; el acceso a la justicia es mínimo, señala el documento.

“Ser víctima de feminicidio en nuestro país significa no sólo perder la vida sino la identidad, para convertirse en un expediente más entre miles”.

Señala que tan sólo de enero a agosto de 2020 han sido asesinadas 2 mil 532 mujeres, de las cuales, solo 626 casos -24.7 por ciento- han sido investigados como feminicidio, por lo que llama a crear un frente a la violencia feminicida en nuestro país.

Otras formas de violencia contra las mujeres

Además de esto, el feminicidio no es el único delito en contra de las mujeres. Están también otras formas como la violencia familiar, desaparición de niñas y mujeres, violencia sexual -violación o trata de mujeres-, entre otras formas de violencia.

La Coordinadora de la Clínica de Estrés Postraumático Toluca indicó que, de enero a octubre de 2020, se han atendido alrededor de 4 mil consultas de apoyo emocional de personas entre 25 y 64 años de edad y de ellas, 92 por ciento son mujeres las afectadas, y esto es sólo en el valle de Toluca.

Las formas de violencia registradas son la física, emocional, psicológica, patrimonial, sexual e incluso por negligencia, en el caso de adultas mayores o personas diferentes y que suceden debido a la sociedad del patriarcado que aún se vive en México y al machismo que aún prevalece.

El tema da para mucho más, pero por hoy, lo dejaremos aquí, justo en el Día Internacional de la Mujer.

ASME

Deja un comentario