Diablos: 104 años de gloria deportiva

Nemesio Díez Riega ha sido pilar fundamental del equipo y la estirpe continúa con su hijo Valentín Díez Morodo

El pasado 12 de febrero el Club Deportivo Toluca F.C. celebró 104 años de existencia, más de un siglo lleno de logros, y también de sinsabores, un equipo tradicional en la ciudad que desde los primeros años de su formación marcó una pauta protagónica, hasta lo que es hoy en día, uno de los más ganadores en el futbol nacional.

Historia

Manuel Henkel, hijo de un importante empresario local, tras regresar de Inglaterra en 1915 decidió convocar a los peones de su hacienda “La Huerta” para formar el primer equipo. Después nace el “Xinantécatl”, patrocinado por su hermano mayor, Arcadio. Ambos equipos fueron preparados por Filiberto Navas, un destacado deportista local, quien sería el preparador físico

Román Ferrat, también mostró un gran interés en el deporte, organizando “cascaritas” domingueras en la Alameda y en su domicilio, quienes se reunían ahí fueron después fundadores del Deportivo Toluca. Fue así que el 12 de febrero de 1917 se firmó el acta constitutiva del Deportivo Toluca, donde se reunieron los mejores jugadores en torno al equipo de Toluca.  

En los años venideros el Deportivo Toluca, no sólo jugaba contra los equipos locales, enfrentó a conjuntos de otros estados y de la Ciudad de México, lo que le dio una gran popularidad, siendo tricampeón local. En los 30´ se consolidó en el Campeonato Nacional Amateur, con cuatro títulos (35´, 36´, 37´ y 39´), por lo que fue necesario e inminente incursionar en el futbol profesional.

En 1943 se formó la Primera División del futbol mexicano y en 1947 se instauró la Segunda División para tener el sistema de ascenso y descenso, el Deportivo Toluca debutó 18 de febrero de 1951 junto a Zamora, Morelia, Pachuca, Irapuato, Querétaro y Zacatepec.

Consiguió el titulo el 18 de enero de 1953, tras empatar 3-3 con Irapuato. El ascenso reveló que necesitaban mayor soporte económico, por lo que se pidió apoyo a los empresarios de la ciudad, entre ellos Nemesio Diez Riega y en julio del mismo año hubo una reestructuración, se convirtió en una Asociación Civil, denominándose Deportivo Toluca F.C. siendo Luis Gutiérrez Dosal elegido como presidente.

En agosto de 1953 debutaron en Primera División, de donde nunca han descendido. El encuentro ante Atlante se disputó en Ciudad de México, fue ganado por los visitantes 1-2.

¿Porqué se le conoce al equipo como Diablos Rojos?

Entre 1918 y 1919 surgieron equipos manejados por Fernando Barreto, quien años más tarde tendría una gran injerencia en el equipo escarlata, en sus filas figuraba Juan Albarrán, a quién se le conocía como “El Diablo”, quien llegó a jugar con el Toluca.

Otra teoría del mote de Diablos Rojos, se remonta a un jamón llamado Diablo Rojo que se preparaba en la fabrica de embutidos La Toluqueña, de Los Portales, mismo que era un producto muy preciado, hubo quien relacionó su estima de éste con el afecto que le tomó al equipo y a los jugadores del Toluca.  

Para 1953 en su debut en la Primera División, en un encuentro disputado frente a Atlante en las canchas de la Ciudad de los Deportes en la capital del país, donde el equipo mexiquense ganó 2-1, estuvieron acompañados en las gradas por gran número de aficionados, donde destacó una mascota disfrazada de un diablo y fue entonces que se adoptó el apodo de los Diablos Rojos.

Legendario Estadio Nemesio Diez.

Tras la fundación del equipo Toluca y en sus épocas como equipo amateur, en Primera Fuerza y Segunda División, se transitó por dos campos de la ciudad, Tívoli y Patria, estos últimos se ubicaban donde hoy se encuentra el estadio Nemesio Díez.

Al ascender a Primera División en 1953 comenzaron los tramites para definir su campo oficial. La inauguración formal fue un año después el 8 de agosto de 1954 en un duelo ante el Dinamo de Yugoslavia, 1-4.

El Estadio tenia el nombre oficial de Parque Deportivo Toluca, pero en 1956 se le comienza a llamar Estadio Héctor Barraza. Tras la muerte de su presidente y benefactor, Luis Gutiérrez Dosal en 1959, llevó su nombre.

En octubre de 1962 el terreno dejó de ser definitivamente de la familia Yaza Ochoa, para ser comprado por el club. En diciembre del mismo año de nuevo cuenta se le llamó Estadio Deportivo Toluca, pero para ese entonces también se le llamaba La Bombonera.

El el 3 de junio de 1970 se jugó por primera vez un partido de Copa del Mundo en su cancha. Y en 1986 de nueva cuenta fue sede del Mundial, razón por la que su nombre cambió a Toluca 70-86.

El 3 de junio del 2000, mismo día que el equipo consiguió su sexto título de liga ante Santos, el estadio adoptó el nombre de Nemesio Diez.

Para celebrar su Centenario del club en el 2017 fue objeto de una remodelación integral con una inversión de más de mil 500 millones de pesos. La reinauguración se llevó a cabo el en julio con la presencia del ex presidente mexiquense Enrique Peña Nieto y del dueño y presidente del club, Valentín Diez Morodo.

Diez títulos llenos de gloria.

Campeonato 1966-67 (1)

Tras su ascenso a la Primera División, tuvieron que pasar 13 años para que el quipo obtuviera su primer Campeonato en la temporada 1966-67 y seis años después de que lo tomara don Nemesio Diez Riega.

El presidente en turno, Ernesto Monroy, definió la contratación de Ignacio Trelles, quien ya había figurado con América y la Selección Mexicana. Pero la alineación también era de destacar, Guillermo Vázquez, Juan Dosal, Claudio Lostanau, Vicente Pereda. Amaury Epaminondas (campeón goleador con 21 anotaciones), consagraron el título.

Todo se definió hasta la última jornada 30, el 19 de febrero de 1967, América quería el bicampeonato y los separaba sólo un punto. Las Águilas empataron con Nuevo León (1-1), mientras que Toluca doblegó al Necaxa 2 – 0, anotados por Juan Dosal al minuto 8 y al 84´ para alcanzar los 41 puntos.

Campeonato 1967-68 (2)

Toluca tuvo un gran torneo y en la fecha 27 definió el bicampeonato, el 7 de enero de 1968, al doblegar a la Universidad de México, con goles de Vicente Pereda y Juan Dosal.

En esta alineación se sumó Mauro Ramos, Jorge Arévalo, Tomas Reynoso, Felipe Rubalcaba, Jesús Romero Reyes, Ney Blanc de Oliveira, todos bien comandados por la experiencia y capacidad de Nacho Trelles.

Amaury fue subcampeón de goleo con 17 tantos y Vicente Pereda concretó 11.

Campeonato 1974-75 (3)

Para esta temporada llegó el técnico José Ricardo de León, quien implantó un sistema de juego muy criticado, defendían mucho, poco vistoso pero efectivo, incluso lo llamaban el “Cangrejo Rojo”.

Los Diablos se coronaron el 26 de junio de 1975 al vencer por la mínima diferencia a León, con un gol de Italo Estupiñan.

Los jugadores que brillaron en este torneo fueron Héctor Hugo Eugui, Arturo López, Mario Medina, Javier Cárdenas, Víctor Estrada, Roberto Matosas, Luis Manuel Torres, Moisés Figueroa, Héctor Velázquez, Walter Gassire y Roberto Matosas.

Torneo de Verano 1998 (4)

Tras 28 años de espera se logró el cuarto título del equipo. Calificó a la liguilla como líder general. El equipo comandado por Enrique Meza libró una gran batalla en La Bombonera y le arrebato el título al Necaxa, con global de 6-4.

El equipo era una máquina de hacer goles, José Cardozo, quien fuera líder de goleo con13 tantos, Fabián Estay y José Manuel Abundis eran las figuras del partido, pero sin olvidar el resto del plantel, Mario Albarrán, Adán Núñez, Darko Vukic, Alberto Macías, Omar Blanco, Antonio Taboada, David Rangel, Víctor Ruiz, Enrique Alfaro, Manuel López y Eugenio Villazón.

Torneo de Verano 1999 (5)

Un año después, Toluca lo hizo de nuevo, el equipo se reforzó con Hernán Cristante, Rafael “Chiquis” García, y el regreso de Carlos María Morales, bajo el mando del “Ojitos” Meza, se mantuvo la tónica de un cuadro letal.

En la final frente a Atlas el 6 de junio de 1999 en tiempo regular de nueva cuenta se empataron las acciones 2-2 (global 5-5).

La serie se alargó a penales, Antonio Taboada, Víctor Ruíz, Darko Vukic, José Cardozo acertaron sus goles, en muerte súbita los héroes fueron Salvador Carmona y Hernán Cristante, quien detuvo el disparo de Julio Estrada para darle el quinto título a su equipo.

En ese cuadro también figuraban Albero Macías, Omar Blanco, Enrique Alfaro, David Rangel, Víctor Ruiz, Fabián Estay, Darko Vukic y desde luego, José Cardozo, quien fue líder de goleo con 15 anotaciones.

Torneo de Verano 2000 (6)

En la final del 3 de junio los Diablos se impusieron sin piedad 7-1 a Santos. Los goles fueron obra de Carlos María Morales, José Cardozo (2), Rafael García y uno más de Manuel Martínez, para celebrar la sexta corona del equipo.

En esta alineación se mantenían como los hombres de experiencia Cristante, Blanco, Carmona, Rangel, Alfaro, Abundis y Víctor Ruiz. Y ya destacaban Carlos Morales, y Manoel Ferreira.

Pero el título y los festejos con autoridades tuvieron un sabor agridulce, tres días después de su obtención murió Nemesio Diez en la Ciudad de México, pero no sin antes haberse enterado de la hazaña.

Torneo de Apertura 2002 (7)

Ricardo La Volpe dirigió al equipo hasta le fecha 15 para irse a la Selección Nacional; Wilson Graniolatti quedo a cargo, pero renunció tras la semifinal, siendo el tercer auxiliar, Alberto Jorge quien dirigiría la final.

El 21 de diciembre se midieron a Morelia en el Nemesio Diez, y logaron imponerse 4-2 en el global para hacerse de su séptimo título. Los Diablos debieron reponerse una vez más a un marcador adverso, alentados desde las tribunas el cuadro local respondió con creces, Chava Carmona revivió el encuentro con el primero de la tarde, seguido de un cañonazo de Israel López. Para la parte complementaria Cardozo y “Chiquis” García definirían las acciones.


La alineación la completaban Hernán Cristante, Maximiliano Cuberas, Octavio Valdez, Erik Espinosa, José Cruzalta, Antonio Naelson, Vicente Sánchez y José Cardozo, quien de nueva cuenta fue líder goleador con 29 dianas.

Torneo de Apertura 2005 (8)

El octavo título en su historia llegó de la mano de Américo Gallego, técnico de experiencia. La final disputada el 18 de diciembre en el estadio del Monterrey, quienes jugaron con tres hombres menos por expulsiones, Toluca bien plantado aprovechó las oportunidades y con goles de Vicente Sánchez (2) y de Rodrigo “Rengo” Díaz se consagró el triunfo con un marcador global de 3-6.

El equipo campeón estaba conformado por Hernán Cristante, Manuel de la Torre, Paulo Da Silva, Edgar Dueñas, José Manuel Cruzalta, Francisco Gamboa, Israel López, Ariel Rosada, Antonio Naelson, Vicente Sánchez, Carlos Esquivel y José Manuel Abundis.

Torneo de Apertura 2008. (9)

Un joven estratega, José Manuel de la Torre, encaminó al equipo a la final frente a Cruz Azul, el 14 de diciembre en el juego de vuelta en una final dramática. Los azules emparejaron el marcador global en tiempo regular y sin que se moviera el marcador en los tiempos extras.

Ya en la serie de penaltis Israel López, Sinha, Diego de la Torre, Carlos Esquivel y Héctor Mancilla concretaron sus disparos, y en muerte súbita Edgar Dueñas y Miguel Almazán, acertaron, pero tuvo que venir la maestría de Hernán Cristante al detener el disparo de Alejandro Vela, para que de nueva cuenta le diera el triunfo a su equipo. (7-6)

En el cuadro titular figuraban además Amaury Ponce, Paulo Da Silva, Martín Romagnoli, Néstor Calderón y Manuel Cruzalta.

Torneo de Bicentenario 2010 (10)

El décimo y último título de los Diablos Rojos del Toluca llegó una vez más de la mano del “Chepo” de la Torre, el equipo presentó cambios, Cristante lesionado permitió la alineación de Alfredo Talavera quien respondió con creces, el equipo se reforzó con Diego Novaretti, Vladimir Marín y Osvaldo González.

El 23 de mayo en una nueva final en el Nemesio Diez con un duelo cerrado con el Santos-Laguna, donde no lograron hacerse daño definiendo todo de nueva cuenta en penales. Por Toluca concretaron Vladimir Marín, Novaretti, Romagnolli y Dueñas, pero fue Tala, quien atajó el disparo de Fernando Arce para darle así su décima corona al equipo. 

¿Cómo ha impactado el Club Deportivo Toluca en la vida de la ciudad?

El cronista de la Ciudad de Toluca, Gerardo Novo Valencia, reconoció que desde la fundación del club escarlata ha impactado en la vida toluqueña en muchos aspectos y que tal vez hoy sólo se ve lo futbolístico.

Destacó que la finalidad desde un inició, fue social y de sano esparcimiento para los trabajadores de diferentes gremios y haciendas. Con el tiempo eso impulso la activación física, teniendo como figura a Filiberto Navas, el primer promotor del deporte en la ciudad, “él induce a los jóvenes al deporte y a la gimnasia. Yo diría que ahí empiezan las funciones importantes del Deportivo Toluca”, señaló.  

Novo Valencia destacó el fomento a la economía en muchos aspectos desde esa época y hasta nuestros días, pues al crecer el número de aficionados, otras industrias se crearon o se posicionaron por el futbol.

Actualmente, la industria del futbol deja una importante derrama económica, de gente de la ciudad y de fuera, por todo el consumo que se genera en torno a un partido.

La ausencia de futbol le pega a los comercios y vendedores

En la periferia del Estadio Nemesio Diez se encuentran diferentes comercios, los cuales pese a no depender al 100 por ciento de los partidos de los Diablos, sí han visto afectada sus ventas de manera importante, como en muchos otros rubros, la demanda ha bajado por la pandemia.

Blanca Sánchez tiene el Estacionamiento Acapulco, en la calle Felipe Villanueva, y reconoce que los días de partidos era un plus. “Los domingos definitivamente para nosotros se cancelaron al 100 por ciento, mientras no regrese el futbol esto va a seguir así”.

Y añadió: “Es un descontrol total porque era una entrada, a lo mejor no fija, pero sabíamos que cada 15 días contábamos con trabajo, con un ingreso y ahora nada, la renta la siguen cobrando, no ha disminuido, si nos afectó bastante, puede decirse que de un 100 por ciento el 95% nos afectó”, lamentó.

Otro sector fueron los vendedores del estadio y los ambulantes que se ponían los días de partido, como el señor Jesús García Reyes, quien colocaba un puesto de tacos en la calle Aurelio Venegas, y quien lamentó que los partidos aún no puedan regresar, pero lo entiende al ser consciente, ya que a finales del 2020 enfermó junto a su familia, él estuvo una semana hospitalizado.

Sus padres tuvieron un puesto de barbacoa y carnitas por más de 40 años a las afueras del estadio, sobre la Avenida Morelos, ahora sus hermanos y él tienen cada quien el suyo. Afortunadamente todos tienen un trabajo remunerado entre semana y es como actualmente pueden sobrellevar la situación.

“No esperábamos esta epidemia, ha bajado bastante mis ingresos, yo contaba con ese dinero, era un extra para lo piquitos que se necesitan en la casa. Cuando empezamos nos iba bien, pero después el Toluca empezó a fallar y si le va bien al equipo, nos va bien a todos, pero si va mal, mal nos va”, aseguró.  

Siguen forjando su historia

Desde agosto de 2019 Antonio Naelson “Sinha” se desempeña como director deportivo del club, con el que consiguiera un total de ocho títulos y más de 300 partidos, el ex mediocampista reconoció la importancia y el cariño del equipo en su vida.

“Por el significado de haber pertenecido a un gran club, una institución que hasta la fecha nos da la fortuna de estar dentro de él y obviamente significa mucho en mi carreara, el Toluca y el 10, siempre van a estar dentro de mi, hasta que Dios me dé vida”, aseguró.

Respecto a sus mejores anécdotas en el plante, aseguró que son muchas, “pero sin lugar a dudas los festejos, la fortuna de haber salido campeón son las mejores, de poder levantar una copa, de poder ver la alegría de toda la gente que queremos en este club, es lo más importante”, recordó.

Por su parte el ex portero y ahora entrenador de los Diablos, Hernán Cristante, quien ganó siete títulos; cinco de los 10 actuales de los choriceros y dos Campeón de Campeones, celebró el aniversario en sus filas como aficionado y por ser parte de él.

“Hoy es una institución que quiero y respeto, que me llena de orgullo representar, me tocó como jugador y ahora me toca como como técnico, pero también lo hago como hincha, como porrista, ese sentimiento no lo puedo separar”, reconoció.

Al cuestionarle que significa que a más de 25 años siga formando parte de la institución señaló. “En lo personal significa un compromiso enorme, un compromiso adquirido por uno mismo, no porque esté contratado. Desde que llegué a Toluca descubrí, que no solamente es una gran institución, sino grandes personas están dentro de ella y eso genera un gran compromiso, pero ese compromiso me llevó a tener un gran sentimiento por el Deportivo Toluca”, destacó.

Vicente Sánchez es otra de las grandes leyendas del club, quien en diferentes ocasiones ha dejado entrever que le encantaría regresar a la institución e incluso ahora con la segunda etapa de Cristante, se mencionó que podría ser su auxiliar.

“La verdad que sí me encantaría (regresar al Toluca), creo que sucedieron muchas cosas. Con la afición tenemos como ese pendiente, ojalá que yo vuelva y regrese. Pero a veces no depende de uno, depende de una directiva, de un presidente, el día que me llamen estaré ahí sin ningún problema”, reconoció.

Para el uruguayo el cariño para los Diablos Rojos del Toluca sigue vigente, por todo lo que significó en su vida, ya que llegó muy joven a vivir a un país, solo; reconoció que la directiva siempre lo apoyo, más en momentos difíciles.

“Fue todo, porque no sólo me formó como futbolista, como profesional, porque tuve compañeros increíbles, como Cardozo, Cristante, el mismo Fabián Estay, todos los técnicos que pasaron en la carrera cuando estuve en Toluca, sino que me formó como persona, como ser humano, como padre de familia que soy hoy, me dio unos valores que hoy se reflejan en mi vida”, explicó.

No hay otro equipo para mí, Toluca: Vicente Pereda.

Recién el club reconoció a uno de sus goleadores más importantes y orgullosamente toluqueño, con la creación del Pasillo Vicente Pereda, quien asistió al corte de listón en las instalaciones de Metepec, donde estarán ubicadas y fue una sorpresa para él.  

El delantero toluqueño sólo jugó profesionalmente con el equipo escarlata de 1960 a 1977, donde consiguió 119 anotaciones, sólo detrás de José Saturnino Cardozo, 249. 

“Toluca seguirá siendo siempre para mí, un equipo grande, de muchos campeonatos. Jugué en un equipo grande, dejamos todo ahí en el equipo Toluca, la verdad dan ganas de llorar al ver cosas tan bonitas y dice uno, porqué y para qué, pues quién fui yo, otro jugador común y corriente del Toluca también. Me brindé al 100 por ciento siempre, no me interesaba el equipo que viniera, yo jugaba igual, llámese cómo se llamara el rival, yo siempre quise al Toluca y lo sigo queriendo porque es un gran equipo, porque es una gran institución”, finalizó. 

Deja un comentario