Diálogo en silencioOpinión

Diálogo en Silencio

Los inicios son prometedores

A.Rosalío Soto Bernal/ Larga vida a este medio informativo que a partir de esta semana llega a ustedes.

Informar en el Estado de México no es sencillo.

Se trata de una entidad con más de 17 millones 245 mil mexiquenses de acuerdo con el Consejo Estatal de la Población (COESPO), con necesidades y aspiraciones diferentes; que habitan en una superficie de más de 22 mil 351.5 kilómetros cuadrados de extensión territorial.

Una entidad que integra, junto con la capital del país, una de las zonas metropolitanas más grandes del mundo, después de la de Tokio.

Con retos en medio ambiente, seguridad pública y no se diga en movilidad si se observan los resultados de la Encuesta Origen-Destino del INEGI que puntualiza que de los 19.38 millones de personas de seis años y más en la Zona Metropolitana del Valle de México, poco más del 80 por ciento, es decir, 15.63 millones, realiza al menos un viaje entre semana.

Realidades diferentes y contrastantes en una misma entidad con cifras propias de algún país.

En ese contexto nace la edición Estado de México de La Jornada.

De este tamaño es el reto periodístico que sin duda estará a la atura de las exigencias sociales por todo lo que representa y principalmente por quienes lo integran.

Diálogo en Silencio será un espacio semanal; que tiene el propósito de regresar a lo básico porque es fundamental en tiempos que pueden parecer convulsos hacer una pausa para analizar, entender y proponer, esa es la meta.

Agradezco a Diana Mancilla la oportunidad de poder colaborar; me sumo para aportar.

…Si la memoria no me falla fue en los años noventa, quizá 1994, cuando platicando con un entrañable amigo, Jesús Jardón Nava, me sugería incursionar en el género periodístico de la columna; metódico como fue, ya tenía en mente el titulo del espacio y sugirió Diálogos del Silencio; no sé si quizá lo haya hecho inspirado en el libro de Maurice Joly, Diálogos en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu; la idea también fue alentada por el Coronel Alfredo Valdez Rivas, mi primer jefe en el servicio público; desde ese momento se quedó sembrada esa semilla de inquietud que hoy, muchos años después germina con la entrega semanal de Diálogo en Silencio… ¡Abrazo hasta el cielo Chucho; saludos Coronel; se materializó!.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario