Durante pandemia, Banco de Alimentos aumentó apoyo a familias mexiquenses

Pero fue insuficiente

Del marzo a la fecha, cuando se inició la pandemia generada por el Covid-19, al menos menos 20 mil familias mexiquenses han sido integradas a los programas del Banco de Alimentos del Estado de México, informó el director de esta institución, Alberto Canúl Juárez; sin embargo, aseguró que esto es insuficiente pues se calcula que en la entidad hay entre 300 y 400 mil personas en pobreza alimentaria.

Asimismo, durante estos meses que la gente más vulnerable no tenía trabajo para obtener recursos y subsistir, el Banco de Alimentos entregó cerca de 45 mil despensas a 17 mil familias de escasos recursos de manera gratuita, principalmente pepenadores, comerciantes, artesanos, floricultores y campesinos en general de municipios como Temoaya, Chalma, Teotihuacán, Villa Guerrero, Mexicalzingo, Zinacantepec y Toluca, por mencionar algunos.

Dijo que aunque el número de patrocinadores no disminuyó este año, se requiere mas apoyo pues se calcula que el desperdicio de alimento es enorme, cerca de mil 300 millones de toneladas que si fueran donadas ayudaría a disminuir la cifra de personas en condiciones de pobreza alimentaria.

Según datos oficiales previos a la pandemia, 40 por ciento de la población mexicana vivía en condiciones de pobreza, es decir, cerca de 53 millones, y en el contexto actual al menos 16 millones de personas han caído en pobreza extrema por ingresos, según la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Canul Juárez dijo que aunque el número de solicitudes no ha aumentado durante estos últimos meses, el Banco de Alimentos mexiquense aún tiene una lista de espera de mil 200 familias que quieren integrarse a este programa de entrega de despensas, que consiste en la entrega de diversos productos con valor cercano a 800 pesos, a un costo de 77 pesos.

¨La situación económica actual aún esta muy complicada, así que consideramos que los próximos meses sí podría haber un aumento en las solicitudes de despensas pues los negocios están cerrando, la gente se está quedando sin trabajo y al parecer la cosa no va a mejorar pronto¨, expresó.

Finalmente, Canúl Juárez aseguró las condiciones de muchos mexiquenses y mexicanos en general es crítica pues se estima que a finales de este año, 12 mil personas al día podrían morir de hambre derivado de la crisis de Covid-19, posiblemente más que de la enfermedad.

Deja un comentario