Política y gobierno

Durante pandemia las instituciones nos olvidaron: campesinos

Frenaron entrega de recursos

Las instituciones públicas dejaron olvidado al sector campesino durante esta pandemia, pues frenaron la entrega de recursos y apoyos para el sector como los de semilla mejorada, alta productividad, asistencia técnica y comercialización, lo que ha hecho que muchos campesinos no pudieran aprovechar las oportunidades que ha traído la pandemia.

Ezequiel Contreras Contreras, presidente de la organización Unidos por el Campo, aseguró que las instituciones no están marcando directriz y están dejando solo al sector, cuando debería de ser uno de los más apoyados pues son los que producen los alimentos que todos requieren, sobre todo en esta época de pandemia.

“Ahorita que están cerradas las fronteras hemos tenido la oportunidad de colocar prácticamente todos nuestros productos, hemos entrado al mercado local y ya no queremos salirnos. Debemos darnos cuenta que somos autosuficiente para alimentarnos, pero debemos tener apoyos gubernamentales para impulsar al campo mexiquense y mexicano en general, no recortes de presupuestos”.

Algunos de los productos que más se importaban son maíz, sobre todo, pero también frutas, cereales y algunas carnes pero el dinamismo de marzo a la fecha con la compra de productos locales ha sido una gran ayuda para el sector.

“Lo que podemos decir es que esta pandemia nos ayudó porque prácticamente a nadie se nos quedó alimento, como antes que hasta teníamos que tirarlo porque no se vendía; ahora lo que no se comercializó, sirvió para consumo propio”.

También hay sectores que estuvieron más castigados como el de los floricultores que no comercializan productos de primera necesidad, dijo, así que la gente prefería comprar comida a flores pero ahora ya se empieza a estabilizar más la venta para ellos también.

Para finalizar, consideró que no es suficiente cambiar el nombre de una secretaría, como se hizo ahora que ya no es de Desarrollo Agropecuario sino del Campo; lo que se requiere es un cambio de fondo, de programas, de apoyos, de reconocimiento y trabajo, que en verdad ayuden al sector a salir de la pobreza en la que están sumidos desde siempre cuando producen una de las cosas más importantes como los alimentos.

Aunque le darán un voto de confianza a la nueva dependencia, no tendrán mucha paciencia para ver resultados, pues ya han esperado mucho tiempo y es tiempo de ver para adelante y lo harán con o sin apoyo gubernamental.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario