Economía bajo alta presión

Communitas

La necesidad de reactivar la economía es innegable. El sector servicios y comercio no ha logrado recuperar sus niveles previos a la pandemia por Covid-19, aunque debe reconocerse que desde 2018 la economía se encontraba en descenso, pero no había caído tanto como ahora se encuentra, calculada en niveles similares a la Gran Recesión de 1939. 

El 11 de marzo de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la pandemia, atendiendo a los altos niveles de contagio y la rapidez con la cual se extendió el virus. A todos los gobiernos les tomó por sorpresa y debieron aplicar medidas para, en un primer momento, evitar la propagación, pero el costo económico ha sido muy alto. 

Durante 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) cayó 8.3 por ciento y la pérdida de empleos se ha calculado en casi 650 mil puestos de trabajo en el sector formal. Adicionalmente, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) estima en un millón 700 mil el número de personas que debieron retirar fondos de su Afore, para solventar la precaria condición económica y afrontar el desempleo.

En ese contexto, el gobierno federal inició el proceso de vacunación del personal de salud y de mayores de 60 años, aunque no se han alcanzado las cifras adecuadas para considerar que hay condiciones para la reducción de contagios; de hecho, los datos indican que nos ubicamos en una condición similar a la de junio del año pasado, cuando empezaron a incrementarse los casos de enfermos por Covid-19. 

Actualmente se reportan más de 2 millones 160 mil contagios y casi 195 mil muertes en todo el país, y con la reactivación de actividades económicas -a pesar del semáforo naranja-, se prevé que aumenten los casos luego del periodo vacacional de Semana Santa, y para ello basta observar las imágenes del pasado “fin de semana largo”, cuando miles de personas decidieron disfrutar los días feriados, sin que procuraran las medidas preventivas necesarias. 

Incluso el presidente, Andrés Manuel López Obrador, anunció el pasado fin de semana que se prevé el regreso a las actividades escolares presenciales antes de que concluya el actual ciclo escolar; sin embargo, aún no se ha vacunado a la totalidad de docentes en los diferentes niveles educativos y ello podría colocarles en riesgo, así como a sus estudiantes, porque la perspectiva de que el Covid-19 sólo afecta a las personas mayores ya no es válida. Personal médico ha compartido que se registran casos de menores de edad y adolescentes, y se considera que ello es derivado de las mutaciones del virus. 

En otros países, como Italia, inició un nuevo confinamiento para su población -desde ayer lunes y hasta el próximo 6 de abril- ante el aumento del número de contagios. Acá, en México, vamos en sentido contrario. Este lunes reabrieron diferentes actividades económicas. Ya veremos la evolución en las próximas cuatro semanas… a menos que se oculten las cifras reales para acreditar que “todo está bajo control”.

PERCEPCIÓN

En España, Italia, Alemania y Francia se suspendió la vacunación contra el Covid-19 con dos de AstraZeneca-Oxford, por reportes de coágulos en personas que recibieron el fármaco. Suman 37 casos e iniciaron las investigaciones correspondientes.

ASME

Deja un comentario