Sociedad

Edomex concentra más casos de suicidio en el país

Hombres son los que más eligen esta salida falsa

Rosendo y Fernando, de 27 y 19 años, en diferentes hechos decidieron quitarse la vida esta semana en el Estado de México; sus casos se sumarán a la cifra de suicidios que colocan a la entidad en el primer lugar a nivel nacional.

Este martes 16 de diciembre, la señora Paulina Reyes entró a su casa en la calle Nayeli, del pueblo San Pablo Atlazalpan, en el municipio de Chalco, y la escena que vio fue terrible: el cuerpo de su hijo Rosendo estaba suspendido con un laso que ató a su cuello y a la viga del techo.

La mujer de 65 años de edad ya nada pudo hacer por salvarle la vida al hombre que padecía alcoholismo desde hace dos años, cuando su esposa lo abandonó.

También en el oriente del Estado de México, pero en Los Reyes La Paz, el joven de 19 años Fernando Aldair decidió atar una cuerda de la escalera y ahorcarse el pasado domingo 13 de diciembre.

Los servicios de emergencia fueron alertados por la tía del occiso y se trasladaron al domicilio de la Calle 15, de la colonia Valle de los Reyes, donde solo confirmaron que ya no contaba con signos vitales.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) colocan al Estado de México con el mayor índice de muertes auto infligidas del país, al registrar 715 casos en 2019, seguido de Jalisco y Guanajuato con 605 y 493 respectivamente.

Las cifras revelan que a nivel nacional prevalecen los casos en hombres, quienes tienen una tasa de 8.9 fallecimientos por cada 100 mil hombres, mientras que esta situación se da en dos de cada 100 mil mujeres.

Las muertes por lesiones auto infligidas se concentran en el grupo de 30 a 59 años con 46 por ciento; le sigue el grupo de jóvenes de 18 a 29 años con 34 por ciento, y las niñas, niños y adolescentes de 10 a 17 años con 10 por ciento.

La institución hace referencia especial al índice de mortalidad por esta causa en el último grupo, pues admite que para ellos no significa un simple deseo de morir, sino que se da como un recurso final para escapar de un gran malestar.

Expertos indican que las niñas, niños y adolescentes se encuentran vulnerables a diversos cambios que pueden afectarles: cambios hormonales, incremento de responsabilidades, crisis familiares, entre otros.

Las cifras requieren que el suicida recurre en un 90 por ciento al ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación; en porcentajes menores emplean el envenenamiento y el disparo con arma de fuego.

ASME

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario