Edomex, gran reto para la reforma laboral por el tamaño de su industria

Se busca recuperar la confianza de los trabajadores

El mayor reto de la puesta en marcha de la Reforma Laboral y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) es el Estado de México, pues por la cantidad de industrias que alberga y el número de trabajadores que tiene siempre es complejo.

Así lo expresó Alfredo Domínguez Marrufo, director general del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, quien explicó también que una cuarta parte de los casos en materia laboral que hay en la entidad pertenecen al ámbito federal, siendo 87 por ciento debido a despidos injustificados y el resto por otros temas como el no pago de prestaciones, adeudos o diferencias salariales.

Recordó que bajo su responsabilidad queda la función conciliatoria que deberán agotar los trabajadores y patrones antes de acudir a los tribunales laborales en un término no mayor a 45 días, pero además será el encargado de validar con convenios entre las partes o emitir la constancia de no conciliación en caso de no haber acuerdo para que las partes puedan acudir ante los tribunales laborales, donde los juicios también se agilizaron y se pueden resolver en seis meses cuando antes duraban hasta cinco años.

Explicó que el proceso de conciliación tiene una sola audiencia donde se cita a las partes, sólo ellas negocian, no participan los abogados que puedan alargar innecesariamente el conflicto. Por ahora, estas audiencias son personales, aunque por la pandemia se está considerando la posibilidad de hacerla en línea en un futuro próximo.

La meta que se tiene es poder llegar a conciliar en 60 por ciento de los casos; sin embargo, más del 50 es considerado ya una conciliación exitosa.

Este Centro también tendrá la función registral nacional de sindicatos, contratos colectivos (así como sus revisiones) y reglamentos interiores de trabajo y facultades de verificación de los procesos democráticos de los sindicatos, en donde la mayoría de trabajadores deben elegir a sus directivas sindicales y respaldar sus contratos colectivos de trabajo a través del voto personal, libre, directo y secreto. 

Domínguez Marrufo explicó que podrá verificar el procedimiento de elección, a solicitud de la directiva sindical o de por lo menos el 30 por ciento de los afiliados al sindicato, y en caso de duda razonable podrá citar a la reposición del procedimiento.

Los retos son muchos y en esta primera etapa se busca recuperar la confianza de los trabajadores para que, garantizando la imparcialidad de la institución y un comportamiento recto, sean los mismos trabajadores quienes puedan llevar su caso sin necesidad de contar con un abogado durante este proceso de conciliación.

Cabe señalar que este CFCRL atiende los casos que deriven de las empresas del orden federal como son todas aquellas denominadas industria estratégica, como son las del sector eléctrico, electrónico, farmacéutico, minero, aeronáutico o telecomunicaciones, por mencionar algunas

Deja un comentario