Ejidatarios de Atenco piden recuperar cuerpos de agua desecados

Las gritas que presenta, miden más de 100 metros de largo y hasta cinco de profundas

Tras la aparición de enormes grietas en los terrenos de ejidatarios de Atenco, pidieron al gobierno federal la recuperación de los cuerpos de agua que fuero desecados intencionalmente cuando se pretendía la construcción de un aeropuerto en el Lago de Texcoco.

Durante un recorrido por la zona, los campesinos advirtieron nuevamente sobre los daños y efectos que aún padecen por las obras complementarias que se realizaron en su momento con el fallido proyecto aeroportuario.

César del Valle, uno de los representantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), recordó que la construcción de la autopista Peñón-Pirámides y el Canal Colector de los Nueve Ríos del Oriente, podría ser justamente la principal causa de las fracturas en la tierra.

“Lo que se necesita es revisar esa situación porque las grietas son grandes, ya corre por ahí el agua y se está filtrando a las parcelas, es lo que nos preocupa”.

Dijo durante la caminata que incluyó las laderas del río Papalotla y la Ciénaga de San Juan.

Con el apoyo de expertos en Geología de la Universidad Autónoma de Metropolitana (UAM), se explicó de manera técnica el efecto que dichas obras están provocando al subsuelo de la región.

Piden desmonte de la autopista

TE SUGERIMOS Atenco registra grietas, piden intervención de autoridades

Por ello llamaron nuevamente a las autoridades para que se haga el desmonte de la autopista y del Colector, así como la restitución de las tierras para avanzar con un proceso de restauración al impacto ambiental que enfrentan.

Al llegar a la Cuenca de San Juan, los campesinos mostraron este espacio como ejemplo del rescate y preservación que han hecho las comunidades en los cuerpos de agua y lo que podrían hacer si el Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México (OCAVM) respaldara su propuesta comunitaria “Manos a la Cuenca”.

El líder del FPDT recordó que desde el pasado 13 de mayo denunciaron ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la aparición de las grietas y que desde entonces han explorado y monitoreado la zona.

Indicó que éstas siguen creciendo en un radio aproximado de 5 kilómetros y que la dimensión de las fracturas oscila entre los 100 y 300 metros de largo, con profundidades que van de uno a cinco metros.

ASME

Deja un comentario