El 2021 nos sigue sorprendiendo…

Diálogo en silencio

Este inicio del 2021 no termina de sorprendernos.

Por si no tuviéramos suficiente con la crisis de salud generada por el Covid-19 y las consecuencias adversas que ocasiona en la economía por el confinamiento necesario; ahora se registran colapsos en el servicio de energía eléctrica ocasionados por las bajas temperaturas en el norte del país que generaron falta de gas natural.

Y no menos importante, sobre todo para los habitantes del estado de México y la capital del país, es el anuncio que se ha dado en el sentido de una baja en los niveles de las presas que forman parte del Sistema Cutzamala, lo cual ocasionará reducciones en el suministro en marzo.

Del tema energético, como si fuera efecto carambola la situación de las bajas temperaturas y la escasez de gas, afectó el suministro de energía eléctrica en todo el país con cortes de energía aleatorios y rotativos en 29 estados y a cerca de 3.2 millones de usuarios.

La autoridad se empecinó en puntualizar que fueron cortes temporales, pero afectaron a miles de personas como por ejemplo aquellos que se recuperan del Covid-19 y tienen que utilizar concentradores de oxígeno, los cuales funcionan con energía eléctrica o incluso los laboratorios que realizan pruebas PCR tuvieron que demorar la entrega de resultados por los apagones.

La mala noticia es que las bajas temperaturas continuarán y se pronostica un fin de semana gélido en el norte y noreste del país por una nueva masa de aire polar incluso nevadas en Chihuahua y Coahuila, con temperaturas de cero hasta menos diez grados.

Y siguiendo con el efecto carambola, esta crisis ya pegó en algunas presas del interior del país.

Ya se utilizan volúmenes de agua para compensar el suministro de energía eléctrica. Hace un par de días el Comité de Grandes Presas aprobó una petición de la CFE y del Centro Nacional de Energía para recomendar a la Comisión de Manejos de Presas del Río Grijalva el incremento temporal de extracciones de agua de la presa Peñitas en Chiapas.

Con esto se busca mantener el abastecimiento de energía eléctrica para diferentes usos entre los que destaca el funcionamiento de los sistemas de abastecimiento de agua potable a los centros de población, además de apoyar el suministro de energía eléctrica al sistema eléctrico nacional.

Y ya que hablamos de la dotación de agua, otro punto que debe prender los focos amarillos es el Sistema Cutzamala por el que se abastece del vital líquido a los habitantes de una de las zonas metropolitanas más grandes del mundo.

La Comisión Nacional del Agua alertó que una cuarta parte de la cuenca del Sistema Cutzamala se encuentra en sequía severa y el resto en sequía moderada por la baja precipitación pluvial que se vivió el año pasado.

Por ello se adelantó que en marzo habrá reducción del envío de agua a municipios mexiquenses y alcaldías de la CDMX debido a los bajos niveles de las presas. Incluso en estos momentos por si no lo sabe hay una reducción del servicio con cortes de agua los días martes y sábados.

Ante este panorama qué nos corresponde hacer como ciudadanos: ser más conscientes de la realidad que vivimos. Todo empieza con uno mismo. En el tema de salud no bajar la guardia y seguir cuidándonos con las medidas de prevención. En el tema energético racionalizar el servicio; consumir solo lo necesario y evitar derroches. En el tema del agua no desperdiciarla.

El destino nos está alcanzando.

Para comunicarnos le dejo mi correo electrónico y Twitter:

rosalio.soto70@gmail.com

@periodistamex

Deja un comentario