El mito del IEEM eficiente

Observatorio electoral

En las últimas semanas el representante del PRI ante el IEEM, Tonatiuh Medina, ha llamado la atención por sus erráticas declaraciones. Primero pidió investigar a Bernardo Barranco por violar los sistemas informáticos del INE y del IEEM.

Unos días después, ante el apoyo del gremio periodístico a Barranco, a su libertad de expresión y a la secrecía de sus fuentes, Medina reconoció que no había materia para investigarlo. Con este hecho, de alguna forma, el representante priista se convirtió en el vocero del IEEM, porque hasta el momento la autoridad electoral no ha emitido un comunicado oficial.

En una entrevista posterior, el priista aludió al problema expuesto por Barranco: la integración de mesas directivas de casilla con funcionarios tomados de la fila, sin capacitación previa del INE. Dijo que es normal y legal; que el comportamiento es histórico. No aludió a que una de las causas ha sido las también históricas presiones del PRI para ahuyentar a la ciudadanía de esta tarea, a fin de que sus militantes ocupen esos lugares.

El problema fue tan grave como lo señaló Barranco. Según el “Reporte del avance en la instalación e integración de mesas directivas de casilla, por municipio”, casi 30 por ciento de ellas contaron con funcionarios tomados de la fila. El promedio nacional fue, según Fernando Faz, consejero del INE, de 7.5 por ciento, es decir que en el estado de México el problema fue cuatro veces mayor. Algunos ejemplos extremos fueron: Chapultepec, 75 por ciento; Amanalco 72.3; Valle de Bravo, 63.74; Zacazonapan, 57.14 y Huehuetoca, 54.9, es decir zonas rurales donde el PRI ha concentrado sus votos.

En cuanto a que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) 2021 fue exitoso, Medina olvidó que en su Informe Ejecutivo del 4 de junio, la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del IPN, en su calidad de ente auditor, señaló retrasos en la entrega de información y requerimientos por parte del IEEM.

Por este incumplimiento, la ESIME no pudo emitir un dictamen “acerca del funcionamiento del sistema PREP para los procesos de digitalización, captura, procesamiento, publicación y difusión de los resultados preliminares”. Además, concluyó que existía “un alto nivel de riesgo de seguridad para la operación de la infraestructura tecnológica que soporta al sistema PREP y su aplicación móvil” (p.9). Por esta razón, la ESIME recomendó que no se utilizara.

A pesar de todo, fue puesto en operación el 6 de junio, aunque con 30 minutos de retraso. Las preguntas son ¿por qué fue retirado ese documento de su página web? Y ¿por qué el PRI y la oposición no lo denunciaron?

Medina también afirmó que el IEEM es “uno de los mejores OPLEs, si no es que el mejor en el país”. Es conveniente que el priista lea más y sea menos autocomplaciente. El siguiente artículo (https://bit.ly/3cSpWde) le atribuye una integridad electoral moderada, de 50 a 59 puntos, por las siguientes causas: en 2017 se anularon o modificaron 646 casillas y en el PREP 2018 solo se capturó poco más de 90 por ciento de actas.

Además, hay que agregar que en el PREP 2017 no se capturaron de inmediato las actas de casi dos mil casillas (a pesar de que eran legibles); que hubo sesgo en el conteo rápido y que el número de paquetes recontados disminuyó sin justificación alguna. En síntesis, la supuesta eficiencia del IEEM ha sido casi siempre para beneficiar al PRI y a la oposición leal, pero no a la ciudadanía. Todo lo demás es un mito genial.

Deja un comentario