El otro Ejército en el Frente de Batalla vs el Covid-19…

Diálogo en Silencio

Al amigo y colega Jesús Ruiz…

Hay otro ejército que también se encuentra en la primera línea de batalla.

Discretos pero efectivos; integran pelotones que, con grabadora, con cámara o micrófono en mano se encuentran desplazados en coberturas en centros de salud, hospitales, la calle misma, para recoger el pulso, la declaración, la opinión, el sentir de los especialistas, las doctoras, los doctores, enfermeras y enfermeros, amas de casa, el bolero, el artista, el enfermo. Para dar cuenta de los reportes oficiales.

Ese ejército es el que lo integran reporteras y reporteros, periodistas en la pandemia.

Como nunca antes, ahora en este confinamiento obligado para evitar la propagación del virus del SARS-CoV-2, han tenido que cumplir con su labor con profesionalismo, objetividad, veracidad y por qué no decirlo, hasta con valentía.

No es fortuito que en el Acuerdo en el que se fortalecen las medidas preventivas y de seguridad para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica el virus Covid-19, publicado en la Gaceta de Gobierno del Estado de México el 22 de abril de este año, se establece como actividad esencial la que realizan los medios de información.

Por ello, quizá se explique en la primera etapa del confinamiento, un aumento en la audiencia de los medios electrónicos de comunicación, en los lectores de medios impresos o en los clics en los sitios web de portales informativos, por esa necesidad que se tuvo para conocer información veraz, que no fake news, relacionada con el virus.

La pandemia agarró a todos desprevenidos; el ejercicio periodístico no fue la excepción; sin embargo, a pesar de ello no pararon en la actividad diaria; con relevos obligados por casos de contagios; con restricciones en las coberturas o la aplicación de protocolos nunca antes vistos como usar caretas, gafas, cubrebocas o cubrir con plásticos los micrófonos.

En el día con día, en las redacciones de medios electrónicos y escritos se fueron creando y ajustando protocolos de actuación para adecuarse a la nueva realidad informativa. Las redacciones con un número considerable de gente se vieron disminuidas, vacías.

Para reportear, el zoom se volvió una herramienta fundamental. Para ilustrar lo anterior, por ejemplo, se encuentra la disposición en la Agencia Mexiquense de Noticias del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense que optó por cancelar entrevistas presenciales en estudio para hacerlas vía remota para cuidarse ellos y cuidar a los entrevistados.

Otros, quizá los menos, afinaron el ángulo informativo en el periodismo de ciencia, para hacer más entendible el tema de la pandemia y poder acercarlo a sus audiencias, como ocurrió en el caso de Criterio, el espacio informativo de la estación de radio de la Universidad Autónoma del Estado de México Uni Radio 99.7 FM.

El periodismo en pandemia es complejo

De acuerdo con la primera encuesta global a gran escala a periodistas realizada por el proyecto Periodismo y Pandemia, que es una iniciativa de investigación colaborativa del Centro Internacional para Periodistas y el Centro Town para el Periodismo Digital de la Universidad de Columbia, y que consistió en la aplicación de mil 406 encuestas a periodistas de diversas latitudes en el mundo, para ser precisos en 125 países, 70 por ciento de los encuestados señaló que el aspecto más difícil de su trabajo fue el impacto psicológico y emocional para lidiar con la crisis del Covid-19.

Además, 67 por ciento identificó la preocupación económica como una dificultad significativa y un tercer desafío fue la intensa carga laboral, según este estudio.

Un dato importante es que 43 por ciento de los encuestados dijo que sentía que la confianza de la audiencia en su periodismo o en el de su medio de comunicación había aumentado durante la primera ola de la pandemia.

Las tres principales reacciones emocionales y psicológicas de la pandemia que los periodistas identificaron como positivas son, un mayor sentido de compromiso con la importancia del periodismo con un 61 por ciento, una mayor valoración de sus amigos y familiares que antes del Covid-19 con 46 por ciento y un aprecio más profundo de la vida con 42 por ciento.

Siete de cada diez periodistas aumentaron el número de entrevistas a través de aplicaciones de audio y video, correo electrónico y teléfono.

Tomando en cuenta todo lo anterior, se puede afirmar que los medios de comunicación han jugado un papel fundamental en el ejercicio informativo en medio de la pandemia y sin duda deberán estar preparados de la mano de especialistas del sector Salud o investigadores de instituciones académicas, para la etapa post pandemia que, aunque no vemos con precisión cuándo llegará, demandará estar a la altura de las exigencias de la sociedad en un momento sensible y complicado.

Para mantenernos en comunicación, le dejo mi correo electrónico y twitter:

rosalio.soto70@gmail.com

@periodistamex

ASME

Deja un comentario