El Templo de Quetzalcóatl de Teotihuacán está gravemente deteriorado

El edificio de la Serpiente Emplumada, considerado uno de los vestigios arqueológicos más bellos del México prehispánico, se encuentra en una absoluta necesidad impostergable de protección

Las condiciones ambientales y diversas intervenciones fallidas de conservación mantienen en un grave y acelerado deterioro al Templo de Quetzalcóatl, en la zona arqueológica de Teotihuacán.

El edificio de la Serpiente Emplumada, considerado uno de los vestigios arqueológicos más bellos del México prehispánico, se encuentra en una absoluta necesidad impostergable de protección, advirtieron las autoridades en conferencia de prensa.

Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), calificó de grave la problemática a la que se enfrenta el monumento, tras permanecer expuesto a la intemperie desde hace más de un siglo.

“Es un hecho que a más de un siglo de su descubrimiento y exploración por don Manuel Gamio, en 1917, se han ido acumulando riesgos y afectaciones en sus elementos pictóricos y escultóricos por exposición a las condiciones ambientales, lo que pone en riesgo la pérdida de sus elementos pictóricos”

Concurso para crear un sistema de protección

En un intento por revertir dicho daño, el antropólogo anunció la convocatoria a un concurso internacional para el diseño de un sistema de protección integral para el cuidado del edificio ubicado en la Ciudadela de Teotihuacán.

Recordó que desde el año 2017 se planteó al gobierno del Estado de México la necesidad de avanzar hacia la protección, cuidado y salvaguarda de la arquitectura de la también llamada Ciudad de los Dioses.

Puntualizó en que el nivel de afectación se ha acentuado en los últimos 18 años, ya que presenta un cúmulo de procesos cada vez más acelerados de arenación, disgregación, filtración, manchas de humedad, fracturas y pérdidas de color.

Prieto Hernández indicó que, a finales del 2015, el INAH conformó una comisión académica de la pirámide con el fin de analizar la problemática y diseñar soluciones de conservación.

De la mano el gobierno del Estado de México y el INAH

Reconoció que además de los factores ambientales, en el pasado, tratando de impedir que se humedeciera el templo y cuando todavía no se habían percatado de la afectación, se utilizó cemento para cubrir la parte superior del basamento piramidal.

Es por ello por lo que con la convocatoria internacional lanzada este lunes, se desarrollará un proyecto que ayudará a conservar dicho espacio, para disfrute de las futuras generaciones.

TE SUGERIMOS: INAH presenta App para recorridos virtuales en Teotihuacán

Dicho concurso constará de varias etapas, tales como el registro y selección de participantes, visitas a la zona arqueológica para plantear las necesidades del proyecto, presentación de propuestas y elección.

El diseño ganador será acreedor a un premio de 600 mil pesos, cuyos recursos serán aportados por el gobierno del Estado de México, mientras que el INAH aportará los recursos para desarrollarlo.

Al anuncio asistió la secretaria de Cultura y Turismo estatal, Marcela González Salas; el director de la Zona Arqueológica de Teotihuacan, Rogelio Rivero Chong, así como el arqueólogo Sergio Gómez, quien ha estado a cargo de la preservación del sitio más visitado del país.

Deja un comentario