Elecciones 2021: los otros contendientes

Observatorio electoral

Además de las coaliciones, Va por el Estado de México y Juntos Haremos Historia por el Estado de México, las elecciones locales de este año cuentan con otros protagonistas: El Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Movimiento Ciudadano (MC) Partido Encuentro Solidario (PES); Partido Redes Sociales Progresistas (RSP) y Partido Fuerza por México (FXM).

El PVEM local es un partido tradicionalmente ligado al PRI de la entidad que, de manera inusual, en esta ocasión compite solo, alejándose también de la dinámica nacional, en donde compite aliado a Morena, el partido del presidente de la República. En esta ocasión, ante la falta de cuadros propios, se ha dedicado a cachar militantes de otros partidos para hacerlos sus candidatos, especialmente del PRI, en donde no alcanzaron los cargos a los que aspiraban.

MC es un partido que en las elecciones recientes lo mismo ha sido aliado formal del PAN o del PRD, pero en los hechos es un partido muy cercano al PRI. Su eterno representante ante el IEEM, Horacio Jiménez, destituido del cargo apenas el año pasado por hechos de violencia familiar, fue siempre un operador del gobierno del estado, para conseguir acuerdos o lograr votaciones unánimes en el IEEM. En 2017 no postuló candidato a gobernador y aún así mantuvo el registro como partido político. Ahora competirá solo nuevamente.

El nuevo PES es la refundación del mismo partido creado en 2014, que perdió el registro en 2018 y lo recuperó el año pasado, a pesar de las evidencias de diversas irregularidades en su constitución. Aunque la legislación le impide formar coaliciones electorales formales y lo obliga a competir solo, al parecer apoyará de facto a la coalición Juntos Haremos Historia por el Estado de México, a tono con lo que seguramente ocurrirá a nivel federal.

RSP es un nuevo partido al que también se le vincula con Elba Esther Gordillo, por la destacada presencia de su yerno como presidente nacional. De alguna forma es una segunda versión de Nueva Alianza, que al perder su registro nacional solo conservó su registro en algunas entidades, incluido el estado de México. Aunque tiene prohibido coaligarse, es probable que de facto apoye también a la coalición Juntos Haremos Historia.

El último de los contendientes es FXM, partido de reciente creación que también competirá solo, porque tiene prohibido formar parte de coaliciones electorales. A pesar de eso, por la presencia de ex priistas en sus filas, como Carlos Cadena o el ex director general del IEEM, Alejandro Neyra, que sin pudor alguno ahora representa a ese partido ante el órgano que antes dirigió, es previsible que apoye de facto a la coalición Va por el Estado de México.

Este es el panorama completo, que incluye a los contendientes y a los árbitros de la contienda electoral del presente año. Aquí se pondrán a prueba, una vez más, los programas partidarios y la capacidad de sus candidatos para transmitirlos, pero sobre todo las habilidades de sus operadores electorales para promover el voto a su favor, cubrir casillas con sus representantes y otra serie de actividades vitales para conseguir la victoria o al menos mantener su registro.

El reto no es menor. Los partidos encontrarán una ciudadanía más preocupada por su sobrevivencia ante la pandemia y la crisis, que por escuchar sus propuestas. Tal vez sea el momento adecuado para que establezcan un nuevo pacto de luchar realmente por el bienestar de las mayorías y no solo por sus propios intereses.

ASME

Deja un comentario