Arte y Cultura

Emotivo concierto de la OFM en el Festival Quimera

Sentimientos encontrados en la sala "Elisa Carrillo"

La Orquesta Filarmónica Mexiquense (OFM), bajo la dirección de la maestra Gabriela Díaz Alatriste, se presentó en el Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera 2020, con el primer concierto de la Temporada 6, que ha sido el más emotivo hasta el momento.

Al iniciar el concierto para cuerdas, Díaz Alatriste detalló las melodías que serían interpretadas en esta ocasión, “primero es una profunda reflexión acerca de lo que hemos perdido y vamos a terminar con una pieza que nos llena de vida, nos exalta el espíritu y nos hace seguir adelante con alegría”, explicó.

Destacó la apertura con la obra del músico estadounidense Samuel Barber, “Adagio para Cuerdas”. Es una pieza muy emotiva y triste, que se relaciona con la perdida de los seres humanos, tema perfecto para estos días. Incluso se suele tocar en los funerales, así sucedió en las exequias del presidente Franklin Roosevelt, Albert Einstein y de Diana de Gales.

Siguió con la “Serenata en mi menor”, del compositor británico Edward Elgar, obra de tres movimientos, muy amable, tranquila y ligera, que no deja de ser bella.  Posteriormente se interpretó la pieza “Esferas”, de la maestra Lilia Vázquez Kuntse, quien egresó del Conservatorio de Música del Estado de México.

El programa cerró con una pieza del también británico Benjamin Britten, “Sinfonía Simple”, que en cuatro movimientos transmite alegría y jovialidad, una gran elección para un cierre lleno de energía en la Sala “Elisa Carrillo”, del Centro Cultural Mexiquense Bicentenario, la casa de la OFM. 

Gran audiencia

El pasado fin de semana la OFM ofreció el tercer concierto de la Temporada 6 de manera presencial; el programa consistió en una melodía del compositor Ludwig van Beethoven “Op. 103 en Mi bemol mayor”, seguido de “Scherzo a la marcha”, de Vaughan Willams, “Fanfarria de La Péri”, de Paul Dukas y “Fanfarria para el hombre común”, de Aaron Copland. 

Para culminar el concierto, sonó la “Fanfarria para la mujer no común”, compuesta por Joan Tower, con la interpretación de los tambores en combinación de los cornos, trompetas y trombones que provocaron la emoción y los aplausos del público, lo que provocó que la directora decidiera tocarla una vez más, significando a este concierto como el más apasionante de la presente temporada. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario