Empresarios en contra de sanciones penales contra quienes vendan bebidas alcohólicas a menores

El sector empresarial hizo un llamado a la Legislatura Local para hacer un análisis sobre las implicaciones que traería la iniciativa para establecer sanciones penales a quienes permitan, suministren o hagan la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad.

Así lo indicó Gilberto Javier Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem).

Agregó que por su parte se oponen tajantemente a su aprobación por ser una medida que no garantiza la reducción en el consumo de bebidas alcohólicas en menores, pero sí traería consigo consecuencias negativas.

Aseguró que este tipo de sanciones, lejos de inhibir la venta y consumo de alcohol, puede resultar en un repunte de hechos de corrupción.

Así como la solicitud de sobornos de los inspectores, lo que genera temas de inseguridad y falta de certeza jurídica al sector.

TE SUGERIMOS: Hasta 8 años de cárcel a quienes vendan alcohol a menores y sin licencia, piden diputados

Más del 70% de menores consume alcohol sin pagarlo

Aseguró que, de acuerdo con estudios internacionales, hasta el 72 por ciento de los jóvenes que consumen alcohol lo hacen sin pagarlo.

Es decir, lo encuentran en sus propias casas, con amigos o un adulto se los proporciona, por lo que las acciones a emprender deben ser de manera integral.

El líder de los empresarios llamó al análisis de medidas que incrementen las sanciones administrativas con un mayor impacto a quienes practiquen o propicien dichas conductas.

“La experiencia demuestra que cuando se penalizó la venta de alcohol no se registró una sola persona detenida ante la aplicación de estas sanciones, que además, están incluso por encima de las ejercidas para quienes distribuyen drogas o sustancias tóxicas, pero si puede haber un repunte en hechos de corrupción, situación que no podemos permitir”.

Cabe señalar que la propuesta que está en discusión en la Legislatura mexiquense prevé sanciones de tres a ocho años de prisión.

Esta sanción será aplicada a quienes vendan bebidas alcohólicas, ya sea en envases cerrados, abiertos o para consumo por copeo.

Deja un comentario