Arte y Cultura

En la FILEM se buscó reposicionar el cuento, género literario mermado

Fundamental en la creación literaria

En la última jornada literaria dedicada al cuento, en el cierre de la Feria Internacional del Libro del Estado de México (FILEM) 2020, sin duda marcó una pauta pues nunca antes se había tenido un encuentro tan grande dedicado a un género en especifico y se tuvieron dos últimas charlas con especialistas. 

Entre las conclusiones generales fue que, si bien este género no se encuentra de “moda”, no creen que desaparezca ya que es parte fundamental de las creaciones literarias de los escritores, y más bien plantean la posibilidad de reposicionarlo. 

La primera charla fue “El camino del cuento”, con la participación del escritor Óscar Esquivias, poseedor de múltiples premios en España, y Rafael Saravia, poeta y columnista.

“En todas las épocas hay géneros que decaen, quizá ahora no escribamos poemas épicos o cantares; van surgiendo nuevos. La novela ha tenido la rara virtud de ser como esas especies invasoras que se comen todo el terreno y se han convertido el favorito de los lectores y quizá también de los escritores. El cuento es inagotable, está desde los albores d la literatura de la humanidad, contar historias es algo que está en nuestra naturaleza y yo creo que lo vamos a seguir haciendo” dijo señaló el escritor.  

Mientras, en la charla “El mundo imaginario y el cuento”, contó con los apuntes de los escritores Bibiana Camacho y Alberto Chimal, quienes reconocieron que un cuento y cualquier narrativa hace volar la imaginación de los lectores ya que transportan a otras atmósferas. Y coincidieron con lo que se manejó en la semana: que la realidad y la ficción son elementos esenciales de un cuento.

“Yo suelo ser muy miedosa, procuro tomar esos elementos de miedo que tengo en la realidad y los trato de convertir en cuentos de la imaginación, donde luego hay otros elementos que me ayudan a llevar la historia, pero siempre está el pequeño elemento que me detonó la historia y es un poco para sublimar esos miedos”, comentó Bibiana Camacho. 

Por su parte, Alberto Chimal expresó que la intención de cualquier texto narrativo es hacer imaginar al lector. “Cuando hablamos de mundo imaginario yo pienso en la lectura que cada quien hace, en la serie de imágenes que se nos vienen a la cabeza cuando estamos leyendo, no están en ninguna parte, sólo están evocadas por el acto de leer y se dan en cualquier texto, por muy fantástico o realista que sea”. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario