En retenes “ilegales” detienen a campesinos en el sur del Edomex

En el retén le pidieron 15 mil pesos, como no tenia, lo llevaron al MP

Cientos de campesinos han sido detenidos arbitrariamente en los retenes- presumiblemente ilegales- que los policías de la Secretaría de Seguridad del Estado de México realizan constantemente, en los municipios del sur de la entidad; denunciaron algunas víctimas.

Indalesio Benítez Mondragón, fundador de la Defensoría de los Pueblos de Tierra Caliente, señaló que los policías les fabrican delitos y les piden dinero a los conductores; y si no pagan la “mordida” los ponen a disposición del ministerio público.

Apenas el año pasado, la legislatura local emitió un exhorto para que las autoridades encargadas de seguridad y procuración de justicia en la entidad mexiquense, garanticen el derecho al libre tránsito y se abstengan de realizar retenes cuando no haya causa que lo justifique a fin de evitar abusos de autoridad y actos de corrupción.

Pero en la zona sur del estado de México, los retenes son instalados en calles poco transitadas y hasta de terracería. Entre ellas está el camino que conecta a Tejupilco con la comunidad de San José de la Laguna, o el que comunica a Luvianos con Zacazonapan a la altura de Cruz de Piedra, refirió Indalesio Benítez.

“Los retenes son para robar a los campesinos. Les piden entre cinco y 15 mil pesos. Se han dado casos que te siembra droga, por ejemplo te ponen un cigarrillo de marihuana”, dijo.

Pedro -cómo le llamaremos a una de las víctimas para proteger su verdadera identidad- estuvo detenido durante 48 horas, acusado de falsificación de datos, luego de que en un retén presentó una licencia del estado de Guerrero.

La familia relató que los policías estatales le pidieron 15 mil pesos para dejarlo libre y como no tenían dinero para pagar esa cantidad, al ser gente humilde, este padre de familia fue puesto a disposición del ministerio público.

“Como familia da coraje e impotencia. Nosotros nos quedamos hasta sin comer para adquirir esa licencia, mi esposo pagó por esa licencia y según no aparecía su nombre en el sistema. Estuvo encerrado y sin poder trabajar. Nosotros somos gente que va al día, sembramos maíz, frijol, calabaza y se nos hace injusto ”, dijo la mujer.

Indalesio Benítez, quien es representante legal de la Calentana Luvimex Radio, señaló que entre los motivos principales de las detenciones arbitrarias se encuentran: portar licencias del estado de Guerrero o viajar en camionetas de origen estadounidense.

“Por burocracia y para reducir costos, la mayoría de los ciudadanos gestionan las licencias en los municipios de Guerrero, y de ahí se agarra la policía estatal,para detenerlos, sin ser policías de tránsito, argumentando que esas licencias son falsas y no tienen validez”, explicó.

“Los campesinos tienen vehículos de procedencia extranjera (porque se los mandan sus hijos que migraron a Estados Unidos), y en la tarjeta de circulación de estos vehículos no aparece el número de motor, porque los Estados Unidos no lo traen, y de eso se agarran los policías estatales para chantajear y pedirle dinero a los campesinos”, añadió.

Consideró que esta es una forma en que los policías estatales obtienen ingresos y justifican su trabajo en la zona sur.

La Defensoría de los Pueblos de Tierra Caliente ha dado acompañamiento a más de cien víctimas, pero considera que el número de casos es mayor.

“En un 95 por ciento de todos los abusos que se han cometido por parte de la policía estatal en estos falsos retenes son contra la gente campesina, que son quienes transitan en estas carreteras estatales y municipales, algunas incluso son de terracería”, señaló Benítez Mondragón.

TAR

Deja un comentario