EconomíaSociedad

En un año murieron 21.27% de empresas

INEGI informa del impacto Covid en empresas

La disminución de los ingresos fue el principal problema que tuvieron las unidades económicas, según la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las empresas 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, donde se refleja que esta afectación alcanzó a 79.2 por ciento de las empresas.

Asimismo, se registraron cierres temporales o paros técnicos en 23.1 por ciento de los negocios a nivel nacional.

De igual manera en lo que se refiere a los resultados del Estudio sobre Demografía de los Negocios 2020, se muestra que 17 meses después de concluido el Censo Económico levantado en 2019, el Estado de México presenta una mortandad de 21.27 por ciento de negocios.

El estudio también reveló que, ante la contingencia sanitaria, las empresas ya adoptaron como permanentes, nuevas medidas de trabajo como el “Home Office”, aplicado por 44.8 por ciento de grandes empresas, 19 por ciento de pymes y 11.2 por ciento de micro empresas, de igual forma, han buscado diversificación en sus cadenas de suministro 23 por ciento de las grandes empresas, 10.7 por ciento de pymes así como 7.4 por ciento de micro empresas.

Al respecto, Laura González Hernández, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial Estado de México (CCEM), aseguró que esta información es un resultado muy duro para la entidad ya que uno de cada cinco negocios cerraron sus puertas para no volver a abrirlas, en tanto que en el mismo periodo nacieron 14.03 por ciento de nuevas empresas.

Destacó que según este estudio el cierre de negocios significó que el 15.38 por ciento del personal ocupado se quedó sin actividad productiva, impactando de forma negativa su ingreso familiar.

La mayor política de apoyo que las empresas requieren está relacionada con tener fuentes de financiamiento disponible en el corto plazo, dijo la empresaria, así como incentivos y la ágil apertura de nuevas unidades económicas ya que, si bien muchas empresas cerraron, hay otras que tuvieron que reinventarse y cambiar de giro.

Explicó que muchas de las empresas que continúan en operación, tuvieron que prescindir de algunos de sus empleados y de servicios, lo cual les permitió seguir en activo y con el paso del tiempo, tratar de incrementar su actividad para ofrecer mayores fuentes de empleo.

ASME

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario