Encapsulan gases y malos olores al embovedar el Río de los Remedios

La construcción de la autopista Río de los Remedios sobre el cauce del mismo nombre, dejará encapsulados los gases y malos olores que ahí se generan por el escurrimiento del drenaje y desechos a cielo abierto, al Este del Valle de México.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) dio a conocer que la obra, continuidad de la autopista Naucalpan-Ecatepec, va a disminuir el riesgo de inundaciones y mejorar las condiciones de la salud de los pobladores que viven en los alrededores del canal de desagüe, en los límites de la Ciudad de México, Tlalnepantla, Ecatepec y Nezahualcóyotl.

El embovedamiento del Río de Los Remedios es un proyecto planteado desde hace una década, con la construcción de la autopista Los Remedios-Ecatepec, de la cual ya se concluyó el tramo que intercomunica las zonas Oeste y Este del Valle de México, desde puente de Vigas en Tlalnepantla, hasta la autopista México-Pachuca.

Las obras de embovedado corren sobre 3.5 kilómetros.

Actualmente, el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) trabaja en el embovedado del río en una longitud de 3.5 kilómetros, desde San Juanico, en Tlalnepantla, hacia la Avenida Central, a la altura de la estación del Metro Río de los Remedios, pasando por el Gran Canal y la interconexión a la nueva autopista denominada Siervo de la Nación.

Este proyecto, además de evitar los malos olores por la descomposición de materia orgánica y disminuir la cantidad de desechos que son arrojados en las aguas del río, también agilizará el tránsito urbano de la zona.

Durante su desarrollo ha habido organizaciones que han sugerido la modificación del trazo de la obra para que no corra sobre el lecho del río, sino sobre una vialidad paralela que ya existe y se conoce como Periférico Oriente.

Deja un comentario