Equinoccio en Huamango

Autoridades celebraron la ceremonia del Encendido del Fuego Nuevo a puerta cerrada

De manera virtual, este domingo autoridades estatales, encabezadas por Ivett Tinoco García, directora general de Patrimonio y Servicios Culturales de la Secretaría de Cultura y Turismo del Estado de México, junto a lideres de las comunidades Otomí, Mazahua, Nahuatl, Tlahuica y Matlazinca, desde la zona arqueológica de Huamango, realizaron la ceremonia ancestral del encendido del Fuego Nuevo

Como se había avisado desde días anteriores, todos estos eventos culturales se llevarían a cabo a puerta cerrada para evitar la aglomeración de personas, pero con la firme convicción de seguir fomentando y salvaguardando las tradiciones de los pueblos originarios de la zona centro del país. 

Esta ceremonia del Encendido del Fuego Nuevo es un culto de comunidad, en el cual podemos hacer un ejercicio de purificación, de replantearnos la forma en la que nos relacionamos con nuestros seres queridos, con nuestra comunidad y sobre todo también con la naturaleza, son tempos en los cuales la cosmogonía prehispánica debe ser recuperada para avanzar hacia una forma de vida más armónica”, precisó Tinoco García. 

Por su parte, el presidente municipal de Tenango del Valle, Pablo Iván Guadarrama Mendoza, destacó la importancia de esta ceremonia porque “ es un ritual que se lleva acabo para el Fuego Nuevo, que para la gente que se dedica al campo es un inicio de un ciclo, primavera-verano, para nuestros cultivos”.

Mientras, la presidenta municipal de Acambay, Esperanza Dolores González, sorprendió al dar su mensaje de bienvenida en lengua otomí.  

Por su parte, Gustavo Ricardo Arroyo Jardón, vocal ejecutivo del Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas (CEDIPIEM), resaltó el significado de esta ceremonia, afirmando que “para el CEDIPIEM es un gusto poder llevar a cabo este Festival del Quinto Sol, que lleva a que se inicie esta cosmovisión del inicio de la actividad agrícola que conlleva a preparar a la tierra para el cultivo, y con ello se vean beneficiados nuestros pueblos con esta actividad”

Flores, incienso, cirios, fuego y sus trajes tradicionales fueron parte del simbolismo del evento, en el cual tras dar gracias a la madre tierra, a los cuatro puntos cardinales y al viento, danzaron alrededor del fuero al compás de los tambores del grupo Mex-me, que dieron una atmósfera perfecta a la ceremonia.

Deja un comentario