Exhiben corrupción en torno a solicitud a Ley de Amnistía y estancia en cárceles mexiquenses

Las prácticas se radican en especial en Almoloya de Juárez, Chiconautla, Neza-Bordo y Barrientos

La Legislatura local aprobó exhortar al titular de la Secretaría del Estado de México para implementar acciones en los centros penitenciarios que eviten actos de corrupción por parte del personal.

Esta determinación se tomó luego de denuncias que hicieron familiares de internos que buscan acceder a la Ley de Amnistía.

Las prácticas se radican en especial en Almoloya de Juárez, Chiconautla, Neza-Bordo y con mención especial en Barrientos. 

TE SUGERIMOS: Cerca de 3 mil presos podrían ser beneficiados por la Ley de Amnistía en el Estado de México

Catálogo de conceptos ilegales

El diputado de Morena, Heliodoro Enrique Sepúlveda Ávila, expuso que dentro de las cárceles mexiquenses existe el llamado “catálogo de conceptos ilegales”.

En él destacan el pago que debe hacer los familiares de reos por el llenado de formatos para solicitar la amnistía, que van desde los 500 a los dos mil 500 pesos. 

Mencionó además que dicho catálogo contempla el pago por uso de tarjeta telefónica en 80 pesos; alimentos 120 pesos.

Además del uso de aparato electrónico o televisión o equipo de audio, de 800 a mil pesos; aviso de llegada de familiar, 10 pesos; a los que se suman de dos a cinco pesos por cada puerta que necesitan cruzar. 

Por acudir a locutorios, acceso al buzón de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, recibir información para una solicitud.

Por autorización de correo electrónico, para recibir las notificaciones manejados por las llamadas “mamás o jefas del cantón” también tiene costo de entre 500 y dos mil 500 pesos. 

MÁS SOBRE EL TEMA: Viable ampliar plazo de la Ley de Amnistía, coinciden activistas y diputados

Con la ley de Amnistía los pagos incrementaron

El legislador lamentó que con la entrada en vigor de la ley de Amnistía los pagos “necesarios” incrementaron. 

“Desafortunadamente a partir de la entrada en vigor de la Ley de Amnistía estos mal llamados pagos necesarios, se han incrementado, sobre todo para quienes pretenden presentar una solicitud para tratar de verse beneficiados pues ahora se les exigen dádivas o pagos de extorsión mayores, pudiendo incluso ser objeto de golpes y tortura sobre quienes no pueden o no quieren pagar”. 

Las denuncias sobre estos pagos que se hacen en las cárceles, llegaron de las familias que presentan solicitudes ante la Comisión Especial en Materia de Amnistía del Congreso local.

Destacó en especial este tipo de prácticas en los Centros Penitenciarios y de Reinserción Social como “Santiaguito” en Almoloya de Juárez, Chiconautla en Ecatepec, Neza-Bordo en Nezahualcóyotl y con mención especial el de Barrientos en Tlalnepantla.

Sobre este último dijo que a partir del cambio de dirección, “extrañamente las cuotas se han incrementado hasta en tres veces su valor. 

Indicó que los que principalmente sufren y quienes terminan pagando son los familiares de los internos. 

Recordó que la ley de Amnistía se creó para restablecer el derecho a la libertad de aquellas personas que por su condición de vulnerabilidad, no han tenido acceso a la justicia por falta de equidad en la administración de la misma y al contrario terminan siendo víctimas de la corrupción que sigue imperando al interior de los Centros Penitenciarios estatales. 

Indicó que lo que se requiere es de poner mayor atención para evitarlo, servidores públicos bien capacitados, mejores estrategias que permitan atacar las malas prácticas y lo que contribuya a erradicar la corrupción que impera al interior y que con la aplicación de esta ley de Amnistía aumentó.

NEF

Deja un comentario