Feminicidios, crímenes de lesa humanidad: Codhem

Advierte sobre intensificación de la violencia de género; pide a dependencias garantizar su correcta y oportuna actuación

Ante la gravedad en el tema de violencia de género, que ha derivado en delitos como feminicidios y violaciones, por mencionar algunas, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Jorge Olvera García, emitió un pronunciamiento.

Pide a las dependencias de prevención del delito, procuración y administración de justicia refuercen urgentemente las medidas idóneas que garanticen su correcta y oportuna actuación frente a la intensificación de la violencia feminicida en el estado.

Cabe señalar que, de acuerdo con el reporte del tercer trimestre de 2020 del Laboratorio de Seguridad Ciudadana del Estado de México, esta entidad pasó del onceavo al sexto lugar en la lista nacional de feminicidio, al registrar 45 casos, que representan 13.7 por ciento más respecto al mismo periodo de 2019. Según el mismo informe, Otumba fue el distrito judicial que tuvo la tasa más alta de feminicidio, seguido de Zumpango y Cuautitlán.

Municipios con más feminicidios

De acuerdo al último informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los municipios de Ecatepec, Toluca, Huehuetoca, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Chimalhuacán, Almoloya de Juárez y Atizapán de Zaragoza son los que entre 2019 y 2020 han arrojado el mayor número de feminicidios en la entidad.

Esta Comisión, dice Olvera García, refrenda su compromiso con las mujeres, reconociendo que las acciones más urgentes deben realizarse en los espacios vitales de las personas, en los hogares, las escuelas y las instituciones.

Dijo que se debe empezar a erradicar las conductas machistas que propician la desigualdad de género y condenó la situación actual que se vive con este tema, además de unirse al dolor y desesperación de familias y movimientos feministas que, precisamente, buscan protección y justicia.

“La concientización debe ser genuina y comprometida con la identificación y eliminación de cualquier tipo de violencia contra la mujer… exigimos respeto absoluto al derecho a la libre manifestación de quienes hacen estas exigencias a las autoridades de seguridad, de procuración y administración de justicia”.

Olvera García aseguró que no es suficiente reconocer que la violencia contra la mujer es un problema social, cultural y de salud pública que ha resultado de una grave e histórica discriminación hacia las niñas y las mujeres.

Aseveró que la gravedad de la violencia feminicida no se mide sólo por el número de feminicidios, sino que representa el conjunto de violaciones a los derechos humanos de las mujeres que se traducen en crímenes y desapariciones que deberían ser identificados como crímenes de lesa humanidad.

“Es hora de entender que, al tolerar la violencia hacia niñas y mujeres, estamos permitiendo que atenten contra su vida; que al criminalizar las exigencias de justicia le abrimos la puerta a la impunidad y la injusticia que destrozan a sus familias y comunidades”

Reconoció que el feminicidio impune es fuente de indignidad e indignación derivada de la desigualdad y la discriminación hacia ellas por la falta de valores y valentía en la sociedad, por la inmovilidad, el cinismo, la falsedad y el odio de quienes debían protegerlas y quienes les deben justicia.

Rechaza todo acto de entes públicos o privados que derive en la omisión de la acción pronta y profesional para prevenir y poner fin a la violencia de género “la vida de las niñas y las mujeres es inapreciable, y nuestro deber es protegerla con toda la fuerza de la ley”.

ASME

Deja un comentario